Philadelphia 76ers

¿Cómo le fue a otros jugadores que estuvieron en la misma situación que Ben Simmons?

Ben Simmons es uno de los nombres del momento. Desde que cometiese el error de pasar lo que podría haber sido un doble sencillo en el decisivo Juego 7 ante Atlanta Hawks, su tiempo en Philadelphia 76ers no ha hecho más que descontar. Una situación que fue fraguándose durante todos los Playoffs y que estalló tras el fracaso en semifinales de Conferencia, abriendo un periodo de incertidumbre que ha derivado irremediablemente en un divorcio entre las dos partes, jugador y franquicia.

MÁS | Tres ideas de traspaso para Ben Simmons, ¿en el mercado por Philadelphia 76ers?

Las diferentes informaciones publicadas recientemente al respecto apuntan a que el deseo de Simmons sería no tomar parte del inminente training camp, el cual comenzará el 27 de septiembre, por lo que estaría más que abierto a ser traspasado sin volver a vestir la camiseta de los Sixers. Una situación nada sencilla de resolver, pues pese a ser alguien de un gran talento defensivo y que ha dado muestras de poder comandar una ofensiva a lo largo de este tiempo, su valor de mercado se encuentra en el punto más bajo de carrera. Algo que junto al precio que parecen estar pidiendo desde Philadelphia por su canje ha hecho que la operación se haya estancado.

En la NBA hay precedentes para prácticamente todo y el caso de Simmons se ha dado en otros momentos de la historia. Jugadores que, bien por el contexto deportivo de la franquicia o por sus pretensiones económicas, han comunicado su intención a la franquicia de que no deseaban seguir formando parte de esta, tratando de buscar un nuevo destino antes siquiera de que arrancase la nueva temporada, sucediendo a pocos días del inicio del training camp o bien tras muy pocos partidos. Le damos un vistazo a los casos más recientes:

Jimmy Butler

El desembarco de Jimmy Butler en Minnesota Timberwolves cumplió con su objetivo: llegar a los Playoffs. Con su llegada se puso fin a una sequía de 14 años sin pisar la postemporada, aportando su experiencia y liderazgo a un equipo joven y que en aquel entonces se decía que tenía potencial, de la mano de Karl-Anthony Towns y Andrew Wiggins. Sin embargo, no era oro todo lo que relucía y el jugador no estaba a gusto, rechazando una extensión multimillonaria, lo que dejó claro que el tiempo de Butler en Minneapolis ya se había terminado.

El escolta forzó la situación desde antes del inicio de la Fase Regular, dejando claro a todas las partes que quería salir. Una situación nada sencilla de resolver pues el All-Star iba a ser agente libre la siguiente offseason, por lo que los Wolves se arriesgaban a perderlo a cambio de nada.

Butler llegó a comenzar el curso vistiendo la camiseta de los Wolves, jugando 10 de los 14 partidos posibles con el equipo y dejando dos actuaciones por encima de los 30 puntos que evidenciaron su fantástico estado de forma. De hecho, en ambas ocasiones Minnesota ganó el encuentro, atesorando con el escolta en ese lapso una marca de 3-7. Los rumores apuntaban a que su destino podría estar entre Miami Heat, Los Angeles Lakers, Houston Rockets, LA Clippers y Philadelphia 76ers, donde finalmente terminó.

James Harden

Harden es el principal protagonista de este artículo, pues en la historia reciente de la liga ha sido quien mejor ha sabido jugar sus cartas en este tipo de situaciones.

Todo comenzó tras el éxito de Oklahoma City Thunder en los Playoffs de 2012, donde se metió en las Finales, perdiendo ante Miami Heat. Durante todo el curso y la postemporada, Harden dio un considerable paso adelante como sexto hombre, llevándose de hecho el premio en aquel curso. El problema con La Barba rumbo al training camp de la campaña 2012-2013 era que era perceptible para renovar por un contrato multianual y considerablemente alto, algo que no entraba en los planes de OKC, más teniendo en cuenta que el jugador consideraba que debía recibir un máximo.

El Thunder, por otro lado, debía tomar una decisión importante pues Serge Ibaka también podía renovar, alguien que no iba a necesitar tanto balón y cuyo encaje junto a Durant y Westbrook parecía mejor. Por ello, OKC acordó con Houston Rockets el traspaso por Harden, a quien le dieron un salario máximo sin pensar siquiera, una decisión que a la larga se demostró satisfactoria.

Pero ningún vínculo es para siempre y tras la eliminación en los Playoffs de 2020 y la consiguiente salida de D'Antoni, Morey y Westbrook, Harden pidió ser traspasado antes de empezar la temporada 2020-2021. No obstante, en esta ocasión las cosas no fueron tan rápidas como el MVP de 2018 hubiera deseado. Pese a que se unió más tarde que el resto de sus compañeros al training camp, finalmente tomó parte del arranque del curso, disputando 8 de 9 encuentros posibles a la espera de que se produjera su traspaso. Movimiento que finalmente se llevó a cabo el 13 de enero, poniendo rumbo a Brooklyn Nets.

Kyrie Irving

El matrimonio deportivo Kyrie Irving-LeBron James parecía sentenciado a perdurar en el tiempo, más cuando año tras año seguían optando a conseguir el campeonato, siendo una fuerza sin rival en la Conferencia Este y tan solo superados por Golden State Warriors. Sin embargo, el base no lo vio de este modo y con dos años por delante todavía en su contrato pidió a los Cleveland Cavaliers que fuese traspasado. Una noticia que causó un seísmo en la NBA, haciendo que prácticamente todas las franquicias se interesasen por Irving.

Puede parecer sencillo, pero mover a un jugador de primera línea no es algo fácil de acometer para la franquicia que retiene sus derechos pues, salvo excepciones, nunca se recibe de vuelta un lote igual de satisfactorio que de haber seguido la estrella en cuestión. Durante semanas, el principal movimiento que parecía ir encaminado a producirse hubiese significado que Irving acabase en Phoenix Suns a cambio de Paul George y Eric Bledsoe en un traspaso a tres bandas que incluiría a Indiana Pacers. En un momento dado el traspaso se vino abajo ya que los de Arizona no querían comerciar con su pick 4 de aquel año, que acabó convirtiéndose en Josh Jackson.

Cuando la situación parecía ir encaminada hacia un punto muerto, con el jugador aislado y sin tomar parte del training camp, aparecieron los Celtics, que ofrecieron a su mejor jugador en ese momento (Isaiah Thomas), así como una primera ronda de Draft que se tradujo en Collin Sexton. En lo deportivo Irving salió ganando, pues recaló en una organización que tuvo opciones de competir por el anillo, así como cumplir su deseo de ser la cara de la franquicia, aunque en la práctica ninguna de las dos cosas saliesen bien.

Chris Paul

La situación de Chris Paul en 2011 apuntaba a un desenlace nada satisfactorio para las dos partes. Por un lado, New Orleans Hornets venía de cerrar una campaña prometedora con su regreso a los Playoffs de la mano de Monty Williams. Sin embargo, por el otro lado, el base iba a entrar en 2012 en su último año de contrato y las perspectivas competitivas de este no coincidían con las de la franquicia. En el contexto de los últimos días del Lockout de 2011, CP3 solicitó el traspaso a los Hornets, poniendo como destino preferencial los New York Knicks, para así unir fuerzas con Carmelo Anthony y Amar'e Stoudemire.

Desde aquel 1 de diciembre se abrió un largo proceso en el que los principales candidatos de la NBA llamaron al General Manager del equipo, Dell Demps, con la intención de convencerlo de cerrar un trato. Uno de ellos sería el célebre acuerdo con Los Angeles Lakers, que fue rechazado por la directiva de la organización, en aquel momento representada por el Comisionado David Stern, por encontrarse la franquicia en venta.

13 días después de la petición, los Hornets finalmente encontraron una oferta favorable que incluía a Paul y que significó su marcha rumbo a LA Clippers, donde vivió sus mejores años como profesional (hasta la llegada a Phoenix Suns, donde llegó hasta las Finales en 2021).

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luca Vildoza
Vildoza, complicado rumbo a la pretemporada en NY
Leandro Fernández
Lisa Byington
Lisa Byington, nueva narradora de los Bucks
Sergio Rabinal
carmelo anthony
Melo y su objetivo de anillo en los Lakers
Sergio Rabinal
Capitanes, NBA G League
Capitanes ya conoce su calendario para la G League
Leandro Fernández
Jordan Magic
¿Qué jugadores están asegurados en el Top 75?
Juan Estevez
Pelicans Grizzlies Spurs
5 equipos a seguir pensando en el futuro
Agustín Aboy
Más noticias