Playoffs 2021

NBA Playoffs 2021: el tercer cuarto de Ben Simmons y el recuerdo de lo fantástico que puede ser la estrella de Philadelphia 76ers

Triunfo de Philadelphia 76ers para el 2-1 en la eliminatoria ante Atlanta Hawks, equipo con ajustes a realizar si quiere dar la sorpresa ante el mejor balance del Este. Joel Embiid terminó como máxima referencia con 27 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias, aunque fue el trabajo de Ben Simmons el factor que marcó las diferencias (127-111).

Más | Philadelphia 76ers dominó desde la defensa y recuperó la ventaja de campo ante Atlanta Hawks

"Sólo estaba tratando de acelerar el ritmo y entrar en el carril hacia el aro, mantenerme agresivo y llegar a la conversión, ponerme en ritmo", dijo Simmons tras la victoria. "Creo que hice un buen trabajo en la segunda mitad". Y razón no le falta: sumó 18 puntos, 7 asistencias, 4 rebotes y 1 robo, pero su tercer cuarto fue de altísimo nivel.

La primera mitad del australiano fue lo habitual en él. Gran defensa, de nuevo sobre Trae Young, y una visión de juego y forma de entender el básquet privilegiadas. Sin embargo, faltaba agresividad hacia el aro. De hecho, concluyó la primera parte con apenas 2 puntos, producto de un 2 de 5 en tiro con acciones poco potentes por su parte. Y cuando pisó el acelerador el cambio fue evidente.

"Creo que su tamaño ha tenido un impacto en esta serie", dijo el entrenador de los Hawks, Nate McMillan. "Ellos simplemente nos golpearon en la pintura esta noche". Philadelphia ganó la batalla interior por 66-58 gracias al enfoque colectivo ofrecido tras la derrota inicial del Juego 1. Simmons, Embiid y Tobias Harris cargan la zona pintada, mientras su defensa espolea el ritmo y los puntos al contraataque.

Aparte de su aporte en defensa con la marca de Trae, Simmons es un jugador sumamente diferencial cuando ataca el aro y encuentra vías hacia este. Por otro lado, es trabajo del equipo de entrenadores facilitar los caminos, ya que si las ayudas tienen que saltar a por él los 76ers tendrán tiros claros. Su ventaja por dentro es incontestable y el equipo está usando diferentes vías para involucrarlo cerca del aro. En este Juego 3 vimos a Embiid como distribuidor de Simmons. Papeles invertidos. Y, además, brillando su química y los años de jugar juntos. Leen a la perfección el espacio y coordinan en el tiempo.

Sino, que Simmons reciba en media distancia para encarar línea de fondo o atacar en el poste es una situación ventajosa para los de Doc Rivers. Ningún defensor natural de Atlanta puede contener al australiano cerca del aro. Véase John Collins, que tiende a perderse atrás y es menos potente; Danilo Gallinari, más lento y menos fuerte; o Solomon Hill o Tony Snell, que tampoco pueden con él.

Al estar Embiid en cabecera, esto elimina a Clint Capela de la ecuación como ayuda. El suizo es el único Hawk con armas para frenar las entradas al aro de Simmons.

¿Y qué pasa si lo doblan? Que para eso tienes a un tirador como Seth Curry en la esquina de lado débil. Curry firmó un 63,6% en triples desde las esquinas en temporada regular, marca que mantiene en estos Playoffs. Es más, han aumentado sus tiros desde esta marca, pasando de representar el 15,7% de sus triples en temporada regular al 22,4% en Playoffs.

Embiid, arriba; Simmons, al poste; y Curry, en la esquina contraria. Más el resto de pertinentes movimientos y jugadores sobre el parqué.

Otra clave para Philadelphia reside en los puntos fáciles. Necesitan contener a Young, cerrar opciones de pase y volar para anotar en transición. Aquí, de nuevo, Simmons es la llave. Comienza con su rendimiento de Defensor del Año atrás y con la facilidad innata para lanzar al equipo. Eso sí, resulta clave que mire rápido al campo de ataque y no postergue el cruzar de cancha. En ocasiones tiende a subir con varias revoluciones menos que el resto de compañeros y así divisar mejor las opciones de pase.

Para terminar, el punto máximo llegó con otra conexión entre Simmons y Embiid, aunque en esta ocasión de forma más habitual. Eso sí, partiendo desde el australiano en el poste tras pase del pivote a su compañero. Las opciones para Philadelphia se multiplican con el #25 al nivel de los últimos encuentros. ¿La versión ideal? Sostener durante un encuentro lo ofrecido en el tercer cuarto.

Simmons sumó 11 de sus 18 puntos en el tercer cuarto con un 4 de 5 en tiro, todo lanzamientos cerca del aro, y el único fallo fue con defensa de Capela. Es decir, la fórmula está clara. Los Sixers precisan de su versión DPOY sobre Trae Young, de su velocidad para correr y, a medio campo, de la potencia atacando la pintura. Jugando así, el techo del equipo aumenta hasta límites todavía por descubrir.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Mills Durant
Tokio 2020: 3 historias del inicio de la 3° jornada
Agustín Aboy
Derrick Favors
Favors de Utah a OKC, ¿se queda Conley en el Jazz?
Agustín Aboy
cade cunningham
Cunningham y la ilusión del proyecto de Detroit
Sergio Rabinal
garuba, vildoza
Garuba, la llave defensiva del proyecto de Houston
Sergio Rabinal
olympic-basketball-gettyimages
Tokio 2020: opciones y desempates rumbo a cuartos
Leandro Fernández
ricky rubio
Ricky: contexto, futuro y opciones tras el traspaso
Sergio Rabinal
Más noticias