);
Miami Heat

La Posesión: la perfecta conexión de Bam Adebayo y Duncan Robinson a través del mano en mano

Bienvenidos a otra edición de La Posesión, sección en la que nuestro staff de NBA.com analiza ciertas jugadas de determinados partidos, analizando las diferentes capas para revelar su significado central. Hoy, Duncan Robinson y Bam Adebayo con una de sus jugadas más representativas.

Contexto: 20 de enero de 2020, 43° partido de temporada regular de Miami Heat frente a Sacramento Kings.

La Jugada: Robinson anota un triple tras una entrega de Adebayo.

La temporada de Miami Heat se ha definido por ser una constante sorpresa. Rindiendo siempre por encima del nivel objetivo del plantel y alrededor de una gran estrella como Jimmy Butler y una mente privilegiada para el juego como Bam Adebayo, los de Florida irrumpieron en la fase regular con un estilo rápido, fluido y donde el juego sin balón adquiere una importancia capital. El sistema busca una circulación rápida de balón a partir de postes generadores desde los cuales facilitar la recepción de los exteriores para que se eleven en una suspensión, penetren hasta el canasto o castiguen en corte hacia el aro.

MÁS | Cuatro tiradores imprescindibles que han brillado bajo el radar NBA

En ese sentido, ninguna pareja de jugadores en el Heat ha conseguido una compenetración mejor que aquella formada por el tirador Duncan Robinson y el interior Bam Adebayo. Juntos se han convertido en el arma secreta de Spoelstra, sorprendiendo a todo tipo de defensores por la rapidez del primero y la abilidad del segundo para facilitar al resto que encuentren la opción de conversión más ventajosa.

El conjunto de Florida se ha convertido en este curso en el que más posesiones produce por encuentro desde el mano en mano, su jugada estrella, representando prácticamente el 10% de su juego. Un tipo de acciones que, además, los convierte en el equipo que más rédito saca de ellas con 10,2 puntos por partido y 1,06 por posesión.

Así, de todos los jugadores en la liga que han realizado más de 1,5 posesiones en mano a mano por partido, Duncan Robinson ha sido, de largo, el más eficiente, el más devastador y el que más puntos anota. El escolta de Michigan es el único entre nombres como Doug McDermott, Donovan Mitchell o JJ Redick que ha hecho de esta acción algo prácticamente imposible de detener, anotando 1,34 puntos por posesión con un porcentaje de tiro efectivo del 71,1%. Para contextualizar este último dato, el segundo, Andrew Wiggins, ha promediado un 62% y el tercero, Mitchell, un 60%.

Mientras, por parte del pivote, Adebayo ha destinado casi el 15% de sus pases (7,1 por partido) a Duncan Robinson, otorgándole 1,2 de las 5,1 asistencias que ha promediado en este curso. Robinson ha correspondido de la mejor forma que sabe: anotando. Y lo ha hecho rozando la excelencia, ya que cuando Bam Bam le ha entrado el balón en la línea de triple el escolta ha anotado el 48% de sus lanzamientos.

MÁS | Power Rankings: mejores 3&D de la NBA en 2020 separados por posición

Derivado de este tipo de acciones y gracias al scouting, los rivales han tendido a sobremarcar a los receptores de esos hand off, por lo que el Heat ha respondido con cortes a canasta y puertas atrás, algo que ha llevado a un nivel de excelencia que le ha hecho ser el mejor equipo de toda la NBA en este apartado. Anotan 14 puntos por partido en cortes, dejando claro que el sistema se fundamenta a partir de una constante lectura de la defensa rival y no aspira a realizarse sin atender al contexto que los rodea, anotando en el 65% de las ocasiones que intentan este tipo de acciones.

Así, llegamos a una jugada que refleja como ninguna otra la conexión existente entre ambos jugadores y la gravedad ofensiva que ambos generan.

La posesión

En la acción vemos como Miami propone una salida de bloqueo con dos pantallas secuenciales con Leonard y Bam, para que Robinson pueda disparar a placer desde la cabecera. Sin embargo, Buddy Hield, sabedor que es un tirador de altos porcentajes opta por perseguirlo en los indirectos en lugar de pasar por detrás o cambiar, porque facilitaría al jugador del Heat la acción que han previsto.

Los Kings realizan una buena cobertura de la recepción de Duncan Robinson fintando con Marvin Bagley para coordinar con Hield su llegada al posible lanzamiento y hacer que el tirador dude. La grieta por la cual se desestructura la defensa de Sacramento viene potenciada por una finta de tiro del escolta del Heat, en la que Buddy Hield cae, saltando y perdiendo inercia.

Los segundos esfuerzos son la clave del básquet, un deporte en el que las secuencias encadenadas de acciones son lo que permiten tener éxito o no en una situación ofensiva o defensiva. Robinson lee excelentemente el error de su perseguidor, buscando al instante una salida que le permita finalizar la jugada marcada de inicio sin poner siquiera el balón en el suelo.

MÁS | ¿Cómo se frena a Giannis Antetokounmpo? Bam Adebayo y una noche defensiva estelar y de manual ante el MVP

Es aquí donde entra en juego una de las claves de la conexión entre Adebayo y el escolta, pues los boomerang pass permiten al tirador recolocarse en una situación más propicia, al lanzar un pase rumbo a un poste alto que se lo entrega en mano en mano prácticamente al instante. El interior del Heat es un maestro en acciones de este tipo, pues lo realiza con un timing perfecto, sucediendo de manera escalonada el pase a su compañero y una pantalla al defensor para generar el espacio idóneo para que su compañero tire a placer.

Este tipo de juego ha hecho que Robinson sea uno de los 15 jugadores en la historia de la NBA en anotar más de 200 triples en una temporada y ser el tercer máximo triplero de este curso solo por detrás de James Harden y Buddy Hield. El jugador de Miami ha distribuído sus puntos principalmente desde el exterior, anotando el 84% desde ahí y siendo el 94,1% de sus triples tras asistencia.

Por otro lado, desde 2014 tan solo cuatro pivotes han sido capaces de repartir más de 5 asistencias por partido: Nikola Jokic en tres ocasiones, DeMarcus Cousins (2018), Joakim Noah (2014) y Bam Adebayo. Además, el interior de 22 años ha dado un paso de gigante en ese sentido, teniendo en cuenta los 2,2 pases de conversión que consiguió el pasado curso.

Pivote y escolta conforman una de las parejas más eficientes para Miami Heat, anotando 114,9 puntos por 100 posesiones con un 57,1% de porcentaje de tiro efectivo, conviertiendo al conjunto de Erik Spoelstra en un equipo sumamente divertido de ver y del que aprender.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Tony Parker, Gregg Popovich y Tim Duncan
Mejores rachas de clasificaciones consecutivas a Playoffs
Carlos Herrera Luyando
Caris LeVert Joe Harris Brooklyn
¿Cuál será la nueva cara de los Nets en Orlando?
Agustín Aboy
San Antonio Spurs 2014 Duncan Parker Ginobili
Las mejores y peores franquicias desde el 2010
Agustín Aboy
LeBron James Luka Doncic Lakers Mavericks
5 partidos para seguir de cerca en la preparación de la NBA
Agustín Aboy
Jamal Crawford
Crawford, emocionado por su regreso a la NBA
Agustín Aboy
pj tucker
PJ Tucker: "Quiero retirarme en Houston"
Nacho Losilla
Más noticias