);
NBA

Balance de la temporada 2017/18 de la NBA: División Sudoeste

Houston Rockets

65 triunfos, 17 derrotas (1º del Oeste)

Eliminado en la Final de Conferencia (3-4 vs. Golden State)

Lo mejor: Un candidato de alto vuelo ofensivo

Mike D'Antoni lo hizo de nuevo. Aquella vocación y estilo ofensivo que supo llamar la atención con los Phoenix Suns de Steve Nash y Amare Stoudemire se vieron reflejados nuevamente en estos Rockets, que despejaron todo tipo de duda sobre cómo encajaría Chris Paul junto a James Harden. Cada uno se hizo cargo del equipo en determinados momentos, y supieron explotar las cualidades de una plantilla armada para castigar con el triple (líderes en anotados -15,3- e intentados -42,3- por encuentro) o cerca del canasto (el GM Daryl Morey es el ingeniero del "evitemos los lanzamientos de media distancia"). Houston terminó la fase regular con la segunda mejor eficiencia ofensiva (112,2 cada 100 posesiones) y la mejor diferencia neta (8,5 puntos de ventaja ante sus rivales cada 100 posesiones). ¿Por momentos se abusó de las jugadas aisladas? Cómo no caer en la tentación cuando en el equipo hay dos de los mejores en el uno contra uno como Harden y CP3. En definitiva, cerrar con la mejor fase regular de su historia resume el buen funcionamiento de los texanos.

Lo peor: La falta de suerte para el gran golpe

Houston se construyó y preparó para un momento: el cruce en los playoffs contra Golden State Warriors. Y allí tuvo todo lo que necesitaba para cumplir con su obsesión: el juego, la determinación y el carácter para ir por el campeón defensor, la defensa dando un paso al frente con un gran trabajo de los jugadores de rol... Pero claro, no contaba con las lesiones, esa eterna crueldad del deporte. Cuando los Rockets ganaron el Juego 5 para ponerse 3-2, también perdieron a Chris Paul por una lesión muscular. Justamente una de las piezas más importantes para quedar a sólo un triunfo de derrotar a Kevin Durant, Stephen Curry y compañía. Sin el base, Houston no fue el mismo, y los de Oakland aprovecharon para llevarse la serie. Quedará la incógnita de lo que podría haber pasado con CP3 sano...

La figura: James Harden

A los 28 años, La Barba ratificó su lugar de mega estrella en la liga y, problablemente, termine coronado como el MVP de la fase regular. Quizás no exista un jugador con más recursos para lastimar individualmente, y a su voracidad para anotar le está agregando una mejor lectura para la creación (Clint Capela, agradecido ante cada descarga en el pick and roll). Terminó como el goleador de la NBA por primera vez en su carrera (30,4 puntos por encuentro), y además promedió 8,8 asistencias (3º en la tabla general), 5,4 rebotes, 1,8 recuperos de balón y buenos porcentajes para su elevado volumen de lanzamientos (45% dobles, 36,8% triples, 85,8% libres).

El futuro: A la búsqueda de otra estrella (¿LeBron?)

Para los Rockets será una partida de dominó. Como en la última agencia libre, irán por una estrella y todos los ojos apuntan a LeBron James. Claro que, al mismo tiempo, deberán atender las renovaciones de Chris Paul y Clint Capela (y, en un segundo orden, la de Trevor Ariza). De estas decisiones dependerá la siguiente etapa, la de completar el plantel con piezas que se adapten al estilo que imponen los Warriors. Y, lo más complejo, deberán hacerlo con ingenio económico, ya que no quedará mucho espacio salarial.

New Orleans Pelicans

48 triunfos, 34 derrotas (6º en el Oeste)

Eliminado en la semifinal de Conferencia (1-4 vs. Golden State)

Lo mejor: La recuperación sin Cousins

El 26 de enero, la temporada de los Pelicans parecía terminarse de manera anticipada ante la durísima lesión de una de sus estrellas, DeMarcus Cousins, quien se rompió el tendón de Aquiles de su pierza izquierda. Sin embargo, el entrenador Alvin Gentry logró acomodar la estructura para llevarla, contra los pronósticos, a la postemporada. Tras perder cinco de los primeros seis encuentros sin el ex centro de Sacramento Kings, New Orleans cerró la fase regular con un récord de 20-8. Incluso, superó la primera ronda con una barrida ante Portland Trail Blazers.

Lo peor: El aporte del banco

Tener un aporte sostenido y variado desde la banca es una herramienta importante a la hora de tener éxito. Y los Pelicans quedaron en deuda en este aspecto. A lo largo de la temporada, sus reservas anotaron un promedio de 27,1 puntos por encuentro, la tercera peor cifra de toda la competencia.

La figura: Anthony Davis

El centro se consolidó como uno de los mejores de la competencia, tanto que es uno de los tres finalistas para quedarse con el premio al Jugador Más Valioso de la NBA. Promedió 28,1 puntos (la mejor marca de su carrera), 11,1 rebotes, 2,3 asistencias y 2,6 bloqueos en 36,4 minutos. Además, logró mantenerse sano en gran parte de la campaña (75 partidos), algo que venía siendo una debilidad en su carrera.

El futuro: ¿Qué pasará con DeMarcus Cousins?

De no haber sido por su compleja lesión, los interrogantes serían menores. Pero la realidad es que el centro no estará listo para el inicio de la temporada y que su regreso demandará una adaptación lógica después de la inactividad. Todo esto, claro, sumado a que Cousins será agente libre a partir del 1 de julio. ¿Apostarán a su renovación?

San Antonio Spurs

47 triunfos, 35 derrotas (7º en el Oeste)

Eliminado en la 1ª ronda (1-4 vs. Golden State)

Lo mejor: Ser competitivos pese a todo

San Antonio fue uno de los equipos que más sufrió las lesiones a lo largo de la temporada. En total, sus jugadores se perdieron 178 partidos. Pero, más allá del número, lo más grave fue quiénes se ausentaron, sobre todo en el caso de Kawhi Leonard. Sin su estrella en casi toda la campaña, los Spurs se las ingeniaron para dar pelea, dejando en claro que Gregg Popovich siempre se arregla para que su plantel pueda producir por encima de los nombres. De haber tenido un mejor emparejamiento (tocó Golden State en la primera ronda), quizás, la historia los hubiese tenido un tanto más en playoffs.

Lo peor: Kawhi Leonard

La final de la Conferencia Oeste del 2017 fue la última vez que San Antonio vio la verdadera versión de Kawhi Leonard. Una tendinopatía en el quádriceps de la pierna derecha lo puso en cancha recién en diciembre, pero sólo le permitió disputar nueve encuentros. Pero lo peor es que alrededor de sus problemas físicos se crearon muchas versiones y rumores que quebraron la relación con la franquicia y le pusieron un manto de duda sobre su futuro allí, algo que hace un año ni se discutía.

La figura: LaMarcus Aldridge

Pasó sus dos primeras temporadas en la franquicia con algunas incomodidades y sin sentirse a gusto en el sistema. Pensó en una salida, pero Pop lo convenció para seguir y el tiempo le dio la razón. El interno se pareció bastante a su versión All-Star de Portland, dio un paso al frente ante la lesión de Leonard y fue la figura central del equipo, clave para llegar a los playoffs. Sus promedios: 23,1 puntos, 8,5 rebotes, 2 asistencias y 1,2 bloqueos en 33,5 minutos.

El futuro: Kawhi Leonard y Manu Ginóbili

Coincide con lo peor de la temporada de San Antonio. Todo lo que rodeó a la lesión del delantero de los texanos parece haber roto su buena relación con la franquicia. Incluso, los rumores de canje ya empezaron a rodar. Gregg Popovich se reunirá con Leonard antes del Draft para tratar de recuperar el vínculo y delinear los pasos a seguir. El otro interrogante pasa por el argentino, quien a los 40 años se mostró en buen nivel y dejó en claro que está para seguir compitiendo ¿Se retirará o habrá un año más de Manu?

Dallas Mavericks

24 triunfos, 58 derrotas (13º en el Oeste)

Lo mejor: La aparición de Dennis Smith Jr

El base fue elegido en el 9º lugar del Draft 2017 y generó muchas expectativas. Fue de menor a mayor y demostró que tiene material para convertirse en la cara de la franquicia. Su capacidad atlética y explosión llamaron la atención de todos (un estilo similar al de Russell Westbrook), con el correr de los meses mejoró la toma de decisiones y tiene todo para ser un armador completo y con el estilo que marca hoy por hoy la NBA. Terminó con promedios de 15,2 puntos (39,5% de campo), 5,2 asistencias y 3,8 rebotes en 29,7 minutos.

Lo peor: Nerlens Noel

Su llegada a mitad de la temporada pasada hacía pensar que Dallas había encontrado a su centro titular y con proyección a futuro. Terminó sin la firma del contrato que esperaba y jugando mucho menos de lo imaginado (es cierto que tuvo una lesión en el medio que lo sacó de acción por unas semanas). Pasó de 8,5 puntos, 6,8 rebotes y 1,1 bloqueos en 22 minutos de media en el cierre de la 16/17 (22 encuentros), a 4,4 unidades, 5,6 tableros y 0,7 bloqueos en 15,7 minutos durante toda la 17/18 (30 duelos).

La figura: Harrison Barnes

Dentro de una temporada sin muchas luces, el delantero se asentó como una opción de ataque confiable, mejorando un poco más su tiro de tres puntos y creciendo en agresividad para las penetraciones y para crearse sus lanzamientos. Tuvo promedios de 18,9 puntos (44,5% campo, 36% triples), 6,1 rebotes y 2 asistencias en 34,2 minutos. ¿Tiene material de estrella? Quizás esa es la materia que le falta rendir.

El futuro: El Draft

Todos los ojos están el próximo Draft, el 21 de junio. Los Mavericks tiene la 5ª selección dentro de una camada que parece tener muchísimo talento.

Memphis Grizzlies

22 triunfos, 60 derrotas (14º en el Oeste)

Lo mejor: La elección de Dillon Brooks

Dentro de una temporada que lo encontró en el fondo de la Conferencia Oeste, la elección del joven delantero canadiense (22 años) es una sonrisa pensando a futuro. Memphis lo tomó en el 45º lugar del Draft 2017 (se lo canjeó a Houston), y el producto de la Universidad de Oregon respondió con promedios de 11 puntos (44% campo), 3,1 rebotes y 1,6 asistencias en 28,7 minutos.

Lo peor: El colapso de una ideología

Con la lucha, entrega y sacrificio como bandera, Memphis se hizo protagonista del Oeste en los últimos años, pero esta vez se quedó sin playoffs después de siete apariciones consecutivas. Y pasó de todo: la salida del entrenador David Fizdale, la lesión de una de sus estrellas (Mike Conley jugó apenas 12 partidos), los rumores de salida y el disgusto de la otra (Marc Gasol), y la cada vez peor sensación del contrato de Chandler Parsons (le quedan 49,2 millones por los próximos dos años).

La figura: Tyreke Evans

Llegó como un complemento y terminó recuperando las sensaciones de aquel joven que prometía en sus inicios en Sacramento Kings. Terminó con el segundo mejor promedio anotador de su carrera (19,4 puntos), acompañados por 5,1 rebotes y 5,2 asistencias en 30,9 minutos. Lo malo para los Grizzlies es que su futuro difícilmente esté allí.

El futuro: El Draft

Misma situación que los Mavericks. Todos los ojos estarán en el Draft del 21 de junio, donde la franquicia elegirá en el 4º lugar. Una buena elección allí, la recuperación de Conley y la permanencia de Gasol podrían ponerlos nuevamente entre los protagonistas del Oeste.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones

Más en NBA.com

Anthony Davis LeBron James
La próxima temporada puede ser histórica: tres razones
Pablo Schatzky
dwight-howard-081819-nbae-getty-images
¿Qué le podría aportar Howard a los Lakers?
Matias Baldo
jeremy-lin-061519-ftr-getty.jpg
Jeremy Lin, cerca de firmar en China
Pablo Schatzky
Gilbert Arenas
Arenas: "Carmelo debería firmar con los Lakers"
Pablo Schatzky
Dwight
Howard, esperanzado por su futuro en la NBA
Pablo Schatzky
Dwight Howard
Reporte: ¿Howard vuelve a los Lakers?
Matias Baldo
Más noticias