);
Portland Trail Blazers

Balance de la temporada 2017/18 de la NBA: División Noroeste

#Damian Lillard
Lillard, la figura de Portland.

Portland Trail Blazers

49 triunfos, 33 derrotas (3º en el Oeste)

Eliminado en la 1ª ronda (0-4 vs. New Orleans)

Lo mejor: La pareja de guardias

Damian Lillard y CJ McCollum se establecieron como una de las mejores duplas de la competencia, por entendimiento entre sí, por cómo se complementan y porque sus recursos son estelares. Entre los dos se combinaron para un promedio de 48,3 puntos, 10 asistencias y 8,5 rebotes. Existen pocas parejas en la NBA con el poder de fuego y calidad que tiene la de los Blazers.

Lo peor: El colapso en playoffs

Portland se mostró muy peligroso en la fase regular y se ganó en buena ley su tercer lugar en el Oeste. El gran rendimiento de Lillard y McCollum estuvo muy bien acompañado por el centro Jusuf Nurkic, más un grupo de jugadores de rol que terminó de conformar un equipo con aspiraciones. Sin embargo, todo se vino abajo en esa primera ronda de postemporada, donde New Orleans lo borró de la cancha y sacó a la luz los problemas del equipo, sobre todo la dependencia extrema de sus guardias. Lillard fue contenido (bajó de 26,9 a 18,5 su promedio de puntos en relación a la etapa regular) y no hubo una tercera pata que supiera compensar su floja actuación (Nurkic sufrió horrores el emparejamiento con Anthony Davis).

La figura: Damian Lillard

Aunque sus playoffs fueron decepcionantes (18,5 unidades y 4,8 asistencias de media, con un bajo 35,2% de campo), su fase regular fue digna de candidato a MVP y por algo quedó dentro del quinteto ideal de la 2017/2018. Allí terminó con promedios de 26,9 unidades (36% triples), 6,6 asistencias y 4,5 tableros en 36,6 minutos. Ya ha probado que está hecho para las situaciones límite, más allá del bajón ante los Pelicans.

El futuro: Una tercera pata

¿Es Nurkic la pieza para acompañar a Lillard y McCollum? Esa es, quizás, la pregunta que se hará la gerencia de la franquicia, ya que el centro será agente libre restringido y su renovación seguramente será cara. Es cierto que es joven (23 años) y que tuvo una muy buena temporada, pero su juego es más de espaldas al aro que de frente, por lo que va contra la tendencia de los centros actuales. Y con la liga yendo cada vez más hacia las formaciones bajas, los emparejamientos suelen complicarlo, algo que quedó en evidencia en los playoffs. Los Blazers, además, tienen más de 28 millones de dólares garantizados entre Evan Turner y Meyers Leonard, dos que no le dieron muchos frutos. Así, el margen de mejora es limitado, sobre todo pensando en que tienen sólo una selección en el Draft (24ª).

Oklahoma City Thunder

48 triunfos, 34 derrotas (4º en el Oeste)

Eliminado en la 1ª ronda (2-4 vs. Utah)

Lo mejor: La llegada de Paul George

Siempre que arriba una estrella es bienvenido. Sam Presti logró hacerse con los servicios de PG13 a través de un canje (mejor no pensar en lo bien que funcionaron Oladipo y Sabonis en Indiana), y el ex delantero de los Pacers logró demostrar su calidad (21,9 puntos, 5,7 rebotes y 2 robos de promedio) y hasta dio señales de que le gustaría renovar para el Thunder. ¿Es poco? Quizás, pero no sobraron las luces en OKC.

Lo peor: El Big 3 que no fue

La expectativa en Oklahoma City rumbo a la 2017/2018 fue altísima, ya que se pensaba que Russell Westbrook al fin iba a tener la compañía que había perdido tras la salida de Kevin Durant. Y si bien es cierto que Paul George tuvo un buen rendimiento, lo de Carmelo Anthony, el otro fichaje que hizo ruido, fue de pobre para abajo. El ex New York Knicks tuvo los peores promedios de su carrera en puntos (16,2) y porcentaje de campo (40,4%). Lo peor para OKC es que los tres no dieron la sensacion de encajar o fluir en la ofensiva. El experimento falló.

La figura: Russell Westbrook

Sin estar cerca de la versión robótica que le dio el MVP en la campaña anterior, y aún con más errores, es indudable que el base sigue siendo el motor de la franquicia. Tuvo una media de 25,4 puntos y, por tercera vez consecutiva, estuvo en doble dígitos en asistencias (10,3, líder de la liga). Mejoró su porcentaje de campo a la 2016/2017 (45%), aunque bajó considerablemente el de libres (de 84,5 a 73,7), algo malo pensando en la cantidad de veces que va a la línea por su juego agresivo. Su estilo puede generar debate, pero su esfuerzo y sed de victorias son incuestionables.

El futuro: PG 13 y Melo

Oklahoma City deberá resolver dos situaciones importantes antes de decidir cómo seguir. La primera es ver si consiguen convencer a Paul George para renovar su contrato allí, aunque se sabe que será uno de los agente libres más codiciados del mercado. La otra, es ver qué pasará con Carmelo Anthony. Tiene una opción de jugador que difícilmente no acepte (casi 28 millones de dólares), lo cual es un problema para OKC, porque su juego no es el de antes y él mismo no acepta un rol desde el banco. ¿Buscarán canjearlo?

Utah Jazz

48 triunfos, 34 derrotas (5º en el Oeste)

Eliminado en semifinales (1-4 vs. Utah)

Lo mejor: La consolidación de una idea

Utah se convirtió en una verdadera amenaza en la Conferencia Oeste con una clara tendencia a enfocarse en el costado defensivo. Quin Snyder construyó una estructura completamente sólida y comprometida, que nace desde el faro francés llamado Rudy Gobert, uno de los mejores defensas de la competencia. Los números en la fase regular ratifican el concepto: Utah fue 2º en eficiencia defensiva (101,6 puntos permitidos cada 100 posesiones), líder en menos tantos recibidos (99,8 por encuentro) y 6º en menor porcentaje de campo permitido (44,9%). Consolidar una idea no sólo lo llevó hasta las semifinales del Oeste, sino que hizo olvidar la salida de su estrella hasta la 2016/2017, Gordon Hayward.

Lo peor: La salud

El Jazz no está teniendo la mejor de las suertes con las lesiones. Rudy Gobert, clave en su funcionamiento, se perdió 26 partidos en la fase regular. Thabo Sefolosha faltó a la segunda mitad de la temporada. Dante Exum, en un año donde podía dar un salto, recién se sumó en el tramo final. Y, en los playoffs, Ricky Rubio, quien había brillado en la 1ª ronda contra Oklahoma City Thunder, no pudo estar ante Houston Rockets por un problema muscular.

La figura: Donovan Mitchell

Desde el puesto 13 del Draft 2017, Utah parece haber sacado una posible super estrella. El guardia había mostrado destellos de su calidad en la Liga de Verano y, tras un inicio de temporada un tanto irregular, explotó y tuvo números sensacionales para un novato. Lideró a su equipo en puntos anotados (20,5 de promedio), con buena efectividad para su volumen de lanzamientos (43,7%, tirando más de 17 veces por encuentro), y también aportó 3,7 rebotes, 3,7 asistencias y 1,5 recuperos en 33,4 minutos. En playoffs, incluso, dio un salto de calidad: medias de 24,4 tantos, 5,9 tableros, 4,5 asistencias y 1,5 robos en 37,4 minutos. Con apenas 21 años, el producto de la Universidad de Louisville está llamado para grandes cosas.

El futuro: Una segunda referencia ofensiva

Es cierto que Ricky Rubio mejoró y su tiro ya es confiable, que Joe Ingles es inteligente y puede dañar, que Gobert creció muchísimo es su juego de ataque y que hay varias piezas que siguen y que suman. Pero el Jazz necesita una segunda guitarra para el recital que comandará Mitchell. Derrick Favors será el único agente libre "pesado" sobre el que habrá que decidir, y quizás la búsqueda apunte a uno con más características ofensivas para su lugar.

Minnesota Timberwolves

47 triunfos, 35 derrotas (8º en el Oeste)

Eliminado en la 1ª ronda (1-4 vs. Houston)

Lo mejor: ¡Otra vez en playoffs!

Tuvieron que pasar 14 temporadas para que Minnesota pueda vivir nuevamente la postemporada. Los Wolves no estaban entre los mejores ocho desde la campaña 2003/2004, cuando aquel equipo liderado por Kevin Garnett alcanzó a la final del Oeste. La llegada de Jimmy Butler, Jeff Teague y Taj Gibson para apuntalar el núcleo joven liderado por Karl-Anthony Towns y Andrew Wiggins fue vital para el regreso a la fiesta de los top.

Lo peor: La defensa

Lo que debe soportar Tom Thibodeau, especialista defensivo, al ver que sus dirigidos sufren en ese costado de la cancha. Minnesota finalizó 22º en eficiencia defensiva (permitió 108,4 puntos cada 100 posesiones) y 29º en porcentaje de campo permitido a los rivales (47,5%). Si a futuro quieren dar un salto y no sólo conformarse con llegar, el equipo necesita mejorar este aspecto.

La figura: Jimmy Butler

Bien podría haber sido el dominicano Towns, quien tuvo otra temporada de All-Star (21,3 puntos, 12,3 rebotes, 2,4 asistencias y 1,4 bloqueos), pero Butler fue el termómetro que marcó el camino para los Wolves. El ex Chicago Bulls terminó con medias de 22,2 unidades, 5,3 tableros, 4,9 asistencias y 2 recuperos, más un impacto defensivo y de carácter que no se reflejan en los números.

El futuro: Rodear el núcleo

Minnesota va a mantener la base, donde el quinteto produce casi todo (Teague, Butler, Wiggins, Gibson y Towns). El tema será encontrar piezas para acompañarlos, sobre todo pensando en lo pobre que fue la producción desde el banco en la 2017/2018: apenas 26,6 puntos de promedio (segundo peor registro de la competencia) en sólo 13,7 minutos, un reflejo de lo poco que se recurría a los reservas.

Denver Nuggets

46 triunfos, 36 derrotas (9º en el Oeste)

Lo mejor: La consolidación de los jóvenes

Denver tiene uno de los grupos jóvenes con mayor talento y potencial de la liga, y todos completaron las mejores temporadas de sus carreras. El centro Nikola Jokic (23 años) deslumbró con su versatilidad (18,5 puntos, 10,7 rebotes y 6,1 asistencias de promedio), Gary Harris (23 años) se asentó como un gran jugador en los dos costados de la cancha (17,5 unidades, 2,9 asistencias y 1,8 robos), y Jamal Murray, en su segundo año y con 21 de edad, mostró que puede ser una figura (16,7 tantos, 3,7 tableros, 3,4 asistencias).

Lo peor: Quedarse en la puerta

Parecía que Denver tenía todas las piezas, porque la llegada de Paul Millsap cubrió esa cuota de "acompañar a los jóvenes" que todo equipo en formación necesita. Sin embargo, los Nuggets quedaron a un juego de diferencia de la postemporada, donde no están desde la campaña 2012/2013. ¿Qué hubiese pasado si Millsap no se perdía más de la mitad de la temporada por una lesión en una muñeca?

La figura: Nikola Jokic

Versatilidad, visión y capacidad de un base, con la potencia y físico de un centro. Así de temible parece el potencial del serbio, quien se convirtió en una amenaza constante de triple-doble. Puede jugar de frente al aro, de espaldas, puede anotar o crear. Sus promedios (18,5 puntos, 10,7 rebotes, 6,1 asistencias, 1,2 robos, 50% campo y casi 40% en triples) son una muestra de todo lo que puede hacer. Su mayor deuda, quizás, pasa por ser más confiable en defensa, pero tiene mucho margen de mejora.

El futuro: Potenciar el banco

Como varios equipos que se quedaron cortos en sus aspiraciones, los Nuggets necesitan incorporar jugadores de rol para acompañar la muy buena base. ¿Problemas? Will Barton, el pilar viniendo desde atrás, será agente libre y puede aspirar a un contrato alto, por lo que renovarlo puede ser complicado. ¿Otra complicación? La situación de Kenneth Faried, a quien le queda un año contrato por 13.7 millones de dólares, pero que no es parte de la rotación del coach Mike Malone.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

travis schlenk
¿Quién es Travis Schlenk?
Nacho Losilla
Guía Mundial China 2019
Guía completa del Mundial de básquet 2019
Leandro Fernández
Joakim Noah Dwight Howard
Debate en los Lakers: ¿Howard o Noah?
Staff NBA.com
Gregg Popovich
¿El refuerzo del Team USA? La destreza de Gregg Popovich
Matias Baldo
Juan Toscano
Gignac a Toscano: “Te quiero ver junto a Curry”
Staff NBA.com
NBA México City Games
¿Cómo comprar boletos para los Juegos NBA?
Staff NBA.com
Más noticias