);
NBA

Balance de la temporada 2017/18 de la NBA: División Atlántico

Ben Simmons Philadelphia 76ers NBA
Ben Simmons va camino a ser una estrella. GettyImages

Toronto Raptors

59 triunfos, 23 derrotas. 1º en el este.

Eliminado en semifinales de conferencia.

Lo mejor: Líderes en el este

Tras dos años consecutivos con más de cincuenta triunfos, los Raptors sorprendieron y se adueñaron de la cima de la conferencia este por encima de Cleveland Cavaliers, Boston Celtics y Philadelphia 76ers. La aparición de OG Anunoby, uno de los mejores defensores de la liga, en el quinteto titular, la profundidad de su banca -Pascal Siakam y Fred Van Vleet principalmente- y el nivel de su mediacancha fueron factores determinantes a lo largo de la temporada regular.

Lo peor: Otro fracaso en playoffs

El básquet que se juega durante la postemporada es radicalmente diferente al de la temporada regular. Las defensas se endurecen, los partidos son más intensos, las estrellas prácticamente no descansan y la profundidad de los planteles pierde influencia en el resultado final. Toronto fue víctima de esa regla tácita y LeBron James, su eterno enemigo, los barrío en semifinales de conferencia.

Figura: DeMar DeRozan

¡Manténgase al día con las últimas noticias de :tag:!
Por supuesto Ahora no

Redondeó una de las mejores campañas de su carrera. Promedió 23 puntos, 3.9 rebotes y 5.2 asistencias con una impresionante efectividad de 45.6% de tiros de cancha. Con el cambio de estilo que implementó Dwane Casey, incrementó su porcentaje desde el perímetro y rubricó la segunda marca más eficaz de su carrera. Su rendimiento mermó en la postemporada y su imagen quedó desdibujada en otro cruce para el olvido frente a Cleveland Cavaliers, su karma.

Futuro: Nuevos tiempos, ¿nuevos tiempos?

La dirigencia de Toronto decidió despedir a Dwane Casey, coach de los Raptors desde 2011. Sus tres campañas con más de cincuenta triunfos en temporada regular y su conquista del este no fue suficiente para una gerencia que padeció su enésima frustración en los playoffs. Toronto aún no ha designado nuevo entrenador y su futuro es pura incertidumbre. ¿Volverán a apostar por DeRozan y Kyle Lowry o realizarán algún movimiento que involucre a alguna de sus dos estrellas?

Boston Celtics

55 triunfos, 27 derrotas. 2º en el este.

Eliminados en las finales de conferencia.

Lo mejor: Brad Stevens

El factor trascendental para una temporada que superó las exceptativas que los Celtics se vieron obligados a reescribir después de las lesiones de Gordon Hayward y Kyrie Irving. La pizarra de Stevens, capaz de matizar las bajas de sus dos principales estrellas, encauzó una campaña que parecía frustrada. El rendimiento de los jugadores que se marcharon de Boston demuestra la influencia de quien probablemente sea el mejor coach de la NBA. Creó un contexto favorable para que dos jóvenes como Jayson Tatum y Jayleen Brown se consoliden e incluso para que Terry Rozier crezca exponencialmente para ocupar el lugar de Irving.

Lo peor: Las lesiones

Gordon Hayward, una de las estrellas de la última agencia libre, se fracturó la tibia y se dislocó el tobillo en una de sus primeras acciones con la camiseta de Boston. Kyrie Irving fue descartado en abril tras someterse a una operación en la rodilla izquierda. Boston alcanzó la final de su conferencia y recién cayó en siete partidos frente a LeBron y sus Cavaliers. Con Irving y Hayward la historia seguramente hubiese sido diferente.

Figura: Jayson Tatum

Cuando Boston decidió traspasar el primer pick del Draft anterior a Philadelphia 76ers nadie entendió la decisión de Danny Ainge pero el tiempo, otra vez, le dio la razón: mientras Markelle Fultz prácticamente no jugó durante la temporada, Tatum se convirtió en el epicentro de la ofensiva de los Celtics. Además de talento mostró personalidad para hacerse cargo de Boston. Brilló durante la postemporada, tanto en ataque como en defensa.

Futuro: Siempre es soleado en Boston

Con Stevens en el banco, el destino de Boston es ilusionante. Con un núcleo joven y consolidado, los Celtics recuperarán a Hayward e Irving para la próxima temporada, por lo que se convertirán en cadidatos -más aún si LeBron se muda al oeste- automáticamente sin la necesidad de realizar grandes movimientos durante la agencia libre. Todo le sale bien a Danny Ainge.

Philadelphia 76ers

52 triunfos, 30 derrotas. 3º en el este.

Eliminados en las semifinales de conferencia.

Lo mejor: El primer paso

Philadelphia soportó varios años con más derrotas que triunfos para construir un equipo que, finalmente, terminó dándole satisfacciones durante la última temporada. Con Joel Embiid sano y Ben Simmons en plan devastador, los Sixers realizaron una fantástica temporada regular. En playoffs, un plantel aún joven, cayó frente a la pizarra de Stevens. Fue el primer paso para una franquicia que promete, si logran mantener a su equipo saludable, dar pelea en la NBA.

Lo peor: Markelle Fultz

El primer pick del último Draft fue una mayúscula decepción. Jugó apenas 14 partidos en la temporada, en donde intentó apenas un triple, hasta que Brett Brown y la gerencia decidieron sentarlo por una lesión en el hombro. Con él fuera de la duela se desató una polémica constante en torno a sus tiempos de recuperación y su mecánica de tiro. Él, su entorno y la gerencia de Philly parecieron desconectados, una situación que generó múltiples versiones en torno a su ausencia. La inminente pretemporada será trascendental para recuperarlo.

Figura: Ben Simmons

El principal candidato a conquistar el trofeo al Rookie del año. Su dominio fue bestial. Simmons es una versión de 19 años de LeBron James, aún con muchísimo potencial para seguir creciendo. Si consigue desarrollar un tiro decente de tres puntos -apenas lanzó 11 triples durante la temporada regular- podría convertirse rápidamente en una estrella en la NBA moderna.

Futuro: The Process is Dead. Long live The Process

Si Embiid se mantiene sano, Fultz se convierte en el jugador que prometía durante el Draft y Simmons consigue un tiro decente de tres puntos, Philly tendrá una dinastía en ciernes. Los Sixers además podrán sumar talento a partir del 10mo pick del Draft y encima cuentan con espacio para tentar a un agente libre. El escándalo que provocó la desvinculación de Bryan Colangelo es un cimbronazo en su estructura. Cómo afectará al futuro de la franquicia es una incógnita.

New York Knicks

29 triunfos, 53 derrotas. 11º en el este.

Lo mejor: Hay jugador franquicia

Después de la partida de Carmelo Anthony, Kristaps Porzingis heredó el emblema de símbolo de los Knicks. Muchos tenían dudas sobre su jerarquía y su capacidad para liderar a una franquicia y a una ciudad como New York pero Porzingis demostró que le sobra talento y carácter para cumplir con la faena. Se consolidó como uno de los unicornios de la NBA y brilló hasta su lesión en febrero. Buena aparición de Frank Ntilikina como un guardia defensivo.

Lo peor: Hornacek y Tim Hardaway Jr.

Es cierto que la lesión de Porzingis modificó sus planes, pero la gestión de Jeff Hornacek durante sus dos años al mando han sido por demás mediocres. Incapaz de clasificar a los Knicks a playoffs, la gerencia lo despidió ni bien terminó la temporada. La gerencia no se queda atrás: el contrato que le firmaron a Tim Hardaway Jr. por cuatro años y 71 millones es lapidario.

Figura: Kristaps Porzingis

Un unicornio. Un físico privilegiado de 2,21 capaz de lanzar desde media y larga distancia, atacar al aro y crear desde el pase -aunque no es su mayor virtud-. Tiene mucho paño para seguir creciendo. La única duda es cómo y cuándo regresará de su lesión.

Futuro: La revolución de Fizdale

David Fizdale, de buena presentación durante su debut como coach en Memphis Grizzlies, fue el elegido para cambiarle la cara a una franquicia hundida hace años por las malas decisiones de su gerencia. Su ciclo empezó con el pie derecho:

Brooklyn Nets

Spencer Dinwiddie Brooklyn Nets28 triunfos, 54 derrotas. 12º en el este.

Lo mejor: Spencer Dinwiddie

El guardia de los Nets vivió la mejor temporada de su carrera: duplicó sus números en puntos y asistencias. 12.6 puntos, 6.6 asistencias y 3.2 rebotes por partido con una eficacia de 38% de cancha. Capitalizó la oportunidad que Brooklyn le entregó: las lesiones de Jeremy Lin y D'Angelo Russell lo convirtieron en titular. Mostró confianza y personalidad para liderar a los Nets y tomar tiros en los últimos minutos de los partidos. Necesitará mejorar en su tiro de tres puntos.

Lo peor: Múltiples lesiones

Jeremy Lin se rompió el tendón rotuliano en octubre y se perdió el resto de la temporada. D'Angelo Russell también se perdió varios partidos durante la temporada. El crecimiento de los Nets sufrió un parate a partir de sus ausencias. Resulta difícil evaluar a un conjunto que sufrió tantas ausencias.

Figura: D'Angelo Russell

Jugó 48 de los 82 partidos de la temporada y mantuvo sus cifras de Los Angeles Lakers. Tiene potencial para afianzarse como un base importante en la liga, pero necesitará que su salud lo acompañe. Los Nets esperan por él para la próxima temporada. Con apenas 22 años, su futuro es insondable.

Futuro: Full D'Angelo

Con un buen quinteto inicial, seguramente transferirán a Jeremy Lin en busca de activos que le permitan conseguir mayor profundidad. Russell puede convertirse en su piedra basal de cara al futuro. Los Nets tendrán que seguir construyendo a su alrededor mientras trabajan en su crecimiento.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones

Más en NBA.com

Golden State Warriors
Boogie being Boogie: 14 puntos y salió por faltas
Carlos Herrera Luyando
Gregg Popovich
La nueva marca de Popovich
Staff NBA.com
Nets vs. Heat
Reporte: Faried piensa firmar con Houston Rockets
Staff NBA.com
Clippers vs. Warriors
Boogie volcó el balón en su regreso
Staff NBA.com
Kyrie Irving
Kyrie Irving y otra noche fantástica
Pablo Schatzky
#Russell
Brooklyn Nets y una remontada histórica
Pablo Schatzky
Más noticias