Minnesota Timberwolves

Anthony Edwards, su explosión y la ayuda de Ricky Rubio como mentor

Cargar con el peso y la presión de ser un número 1 del Draft no es algo sencillo. Lidiar con la exposición y esas expectativas cuando uno está dando los primeros pasos en su carrera profesional han jugado más de una mala pasada a algún que otro jugador, acudiendo rápidamente el término "bust" como calificativo recurrente y del que es sumamente difícil desprenderse.

MÁS | Anthony Edwards muestra su gran talento y los Minnesota Timberwolves sorprenden a Portland Trail Blazers

Con Anthony Edwards había muchas dudas alrededor de su perfil como potencial pick 1 como podía ser su tiro exterior, lectura de juego o adaptación al ecosistema de la NBA. Y los primeros meses de competición así lo vinieron a confirmar, inmerso en la dinámica negativa de Minnesota Timberwolves y dando apenas algunos detalles de lo que podría ser.

El paso de las semanas, los cambios introducidos en el ataque y una evidente adaptación al hábitat de la liga han favorecido que el rookie haya podido finalmente mostrarse tal como es: un jugador explosivo y con un apetito voraz de puntos.

Una progresión que alcanzó en el último encuentro el siguiente nivel, consiguiendo ser el artífice de la segunda victoria de los Wolves en los últimos tres partidos, imponiéndose a los Portland Trail Blazers por 114 a 112 en un disputado duelo. Edwards fue sin duda el motor del equipo y el principal responsable de que Minny no se dejase intimidar por el acertado Lillard, siendo autor de un máximo de carrera hasta el momento de 34 puntos en una sorprendente serie de tiro de 6 de 14 en triples para un 12 de 24 en tiros de campo. De hecho, 13 de sus puntos sucedieron en el último cuarto donde junto a Ricky Rubio lideró al triunfo a los locales.

Edwards avanza a pasos agigantados con el paso de los partidos y en los 6 últimos encuentros viene promediando 24,3 puntos con un 42% en tiros de campo y un 30% en triples. No hay duda de que el rookie tiene un enorme talento para anotar, sin embargo, es en la precisión y en la toma de decisiones donde más sufre a día de hoy, algo bastante lógico teniendo en cuenta que apenas tiene 19 años y lleva 39 duelos como profesional.

Sin ir más lejos, de los 36 novatos desde el año 2000 que intentaron más de 500 tiros de campo en sus primeros 40 partidos, Anthony Edwards es el sexto con el porcentaje de acierto más bajo (38,1%) en una lista encabezada por Emmanuel Mudiay (34%) que también tenía 19 años en su llegada a la NBA, así como el segundo clasificado, Dajuan Wagner.

"No importa si estoy jugando bien o mal, si es el momento de un gran tiro, siempre quiero el balón, pase lo que pase", dijo Edwards al acabar el partido ante los Blazers. "Así es como soy, pero resultó ser un buen partido. Les estuve diciendo [a mis compañeros] que me diesen la bola y se quitaran del camino".

El rookie tiene la personalidad adecuada para acabar siendo un competidor temible, aunque ahora sus partidos puedan dar más una sensación de temeridad en buena parte de sus decisiones. Pese a ello, el escolta está bien acompañado en el equipo, siendo asesorado por Ricky Rubio en todo momento.

"Si juntas todo lo que está sucediendo con el COVID, el cambio de entrenador, creo que es la temporada de novato más difícil para cualquier rookie de la que he sido parte, especialmente para un pick 1", aseguró Rubio. "Tuve la suerte de jugar con algunos de ellos. Solo trato de mantenerlo comprometido y no perdido, lidiar con el panorama general".

"Cuando eres joven, cada partido y cada situación parece que es el fin del mundo, cuando a veces las cosas no funcionan", prosiguió el español. "Pero su carácter es especial. Lo dije desde el primer día. Creo que tenemos una joya aquí. Tenemos algo que va a ser realmente bueno en esta liga".

La importancia de tener al lado un compañero con la experiencia, la inteligencia y la veteranía del base catalán es fundamental para que el talento encuentre un cauce y no se pierda por el camino, algo que ha sucedido en no pocas ocasiones en la historia reciente de la liga. En una campaña complicada, Ricky y Edwards parecen el combo perfecto para el desarrollo del proyecto de los Wolves en ausencia de D'Angelo Russell.

"No todo el mundo lo va a tomar de la misma manera. Esa es una de las cosas que me gustan de Anthony, que puedo ser duro con él porque sé que puede tomar muchas cosas sobre sus hombros. Tiene mucha confianza", contó el MVP del pasado Mundial.

Inmersos en el mejor momento de la temporada, Minnesota Timberwolves afronta la segunda mitad del calendario con las esperanzas renovadas y con la confianza en que pueden salvar el curso gracias a la progresión de su mayor activo: Anthony Edwards.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Kevin Durant and Giannis Antetokounmpo in the 2021 NBA Playoffs
Cinco consejos para comenzar en el Fantasy NBA
Juan Estevez
Skylar Diggins-Smith
Phoenix ganó un duelo dramático y está en semifinales
Agustín Aboy
Ish Smith
Ish Smith, el hombre récord
Juan Estevez
NBA Legends
Prediciendo la lista completa del Top 75
Juan Estevez
Cade Cunningham finished with 24 points in the Pistons win over the Knicks
Los rookies con más espacio para mostrarse
Agustín Aboy
finch-111420-ftr-getty
Finch y el objetivo de Minnesota: el play-in
Agustín Aboy
Más noticias