);
NBA

Anthony Davis y Paul George, dos estrellas que van por su primer anillo: ¿cómo es su pasado en Playoffs?

Tanto Los Angeles Lakers como LA Clippers estarán conformes al terminar la temporada solamente si logran una cosa: ser campeones de la NBA. Ese es el único objetivo para los dos lados de Los Angeles después de haber construido duplas de estrellas para apuntar al título: LeBron James y Anthony Davis en los de Frank Vogel, Kawhi Leonard y Paul George en los de Doc Rivers.

Sobre James y Leonard, a la hora de hablar de los Playoffs hay múltiples logros y hazañas: ambos son múltiples campeones con más de un premio de MVP de las Finales en sus vitrinas personales. Ellos dos fueron los únicos que pudieron interrumpir a la dinastía de Golden State Warriors en la última década y antes habían sido protagonistas de los grandes cruces entre Miami Heat y San Antonio Spurs. Con un 65% de victorias en postemporada para cada uno, podemos casi que catalogarlos de garantía de éxito.

Pero lo que termina de hacer grandes candidatos a los equipos de los dos es el complemento que tanto LeBron como Kawhi poseen. Anthony Davis y Paul George son dos jugadores que pueden tener un impacto tremendo en los dos costados de la cancha y que incrementan mucho las posibilidades de sus conjuntos de hacerse con el Larry O'Brien. Aunque aún no conozcan lo que es disputar unas Finales.

MÁS | Los 10 nombres complementarios que ayudarán a definir la temporada 2019-2020 ante un eventual regreso

Repasemos como le fue a cada uno a la hora de jugar los partidos que van definiendo quién es el campeón.

Anthony Davis: buen rendimiento y poca compañía

Antes de llegar a Hollywood, Anthony Davis pasó siete temporadas en New Orleans siendo la cara de la franquicia de los Pelicans, un equipo que apenas había ganado 21 partidos en la campaña previa a su llegada. Dos años después, la franquicia ya estaba en Playoffs con AD siendo miembro del primer quinteto All-NBA. Pero enfrente suyo estaba Golden State Warriors camino a su primer anillo. Recibió un 4-0.

Sin embargo, en su debut de postemporada la actuación de Davis había sido realmente buena con 22 años recién cumplidos: promedió 31,5 puntos, 11 rebotes, 2 asistencias, 1,3 robos y 3 tapones en 42,9 minutos por partido, con un 54% de campo, frente a la mejor defensa de la liga en aquella temporada. Sin que su protagonismo cambie demasiado a lo que había sido todo el año (de un 27,8% de uso de balón en fase regular a un 30,8% en Playoffs), un joven Davis respondió y cumplió en lo que se esperaba individualmente de él. Difícil era hacer algo ante ese Golden State siendo que la rotación de los Pelicans tenía nombres como Quincy Pondexter, Norris Cole, Dante Cunningham y Omer Asik, ya fuera de la NBA cinco años después.

El retorno a los Playoffs ocurrió recién en la temporada 2017-2018. New Orleans presentaba algo más competitivo, con las llegadas de Rajon Rondo, Nikola Mirotic y DeMarcus Cousins (que igualmente se había lesionado meses atrás y no estuvo disponible para Playoffs). Ganaron 48 partidos en una campaña en la que Davis, de 28,1 puntos, 11,1 rebotes, 2,3 asistencias, 1,5 robos y 2,6 tapones por juego, fue elegido en el primer quinteto All-NBA y el primer quinteto All-Defensive. Habían sido sextos en el Oeste y no tendrían la ventaja de localía contra Portland Trail Blazers, aunque apenas habían ganado un partido menos que los de Oregon.

Entonces Davis volvió a demostrar que la postemporada no lo intimida: estuvo espectacular y lideró la paliza por 4-0 de los Pelicans a los Blazers. Ya se sacaba el estigma de ganar un cruce de Playoffs en apenas su segundo intento. Sin Cousins, el equipo giraba totalmente alrededor suyo y AD se lució: 33 puntos, 11,8 rebotes, 1,3 asistencias, 1,8 robos y 2,8 tapones en 38,8 minutos por partido en esa serie, aprovechando un enfrentamiento favorable contra un Portland que no contaba con gran presencia interior.

En el juego 1, un 97-95 como visitante, Davis metió 12 puntos en el último cuarto y marcó el rumbo de la serie. Después NOLA ganó con mayor tranquilidad hasta concluir la barrida, cerrando en un cuarto partido en el que La Ceja se despachó con 14 tantos en 9 minutos del último período. Sus 47 puntos en ese partido fueron una de las mejores actuaciones individuales de esos Playoffs.

En la siguiente instancia esperaba el Golden State Warriors de Kevin Durant, Steph Curry y Klay Thompson y ganarle parecía tan imposible como lo terminó siendo: los de California avanzaron con un 4-1. El actual jugador de los Lakers no fue una decepción aunque bajó el listón un poco: 27,8 puntos, 14,8 rebotes, 2 asistencias, 2 robos y 2 tapones en 40,6 minutos por partido, con un 47,9% de campo. En las dos grandes derrotas sufridas por New Orleans en aquella serie fue factor el hecho de que Davis no pudo producir como lo hacía habitualmente, pero al menos esta vez AD no se fue barrido por un maravilloso juego tres, en el que NOLA venció 119-100 y AD se despachó con 33 puntos, 18 rebotes y 4 robos.

En definitiva, Davis nunca llegó a un éxito colectivo grande con New Orleans, lo que terminó generando el descontento para con la franquicia al final de su estadía allí, pero no hay nada para achacarle en cuanto a su rendimiento a la hora de los partidos importantes. Ni siendo un joven ni ya consagrado como estrella le pesó esta situación y siempre mantuvo al menos un rendimiento similar al de la fase regular. En los Lakers tendrá su primera vez yendo como miembro de un equipo candidato en cada serie, un escenario distinto al que deberá acostumbrarse pero en el que, al menos por lo demostrado durante lo transcurrido de la 2019-2020, también puede brillar.

Estadísticas de Anthony Davis por 36 minutos a lo largo de su carrera
Fase PTS REB AST ROB TAP FG% 3PT% FT%
Fase Regular 25,1 10,8 2,3 1,4 2,5 51,7 31,9 80,1
Playoffs 27 11,2 1,6 1,6 2,2 52,6 25 85

Paul George: entre muchos puntos altos y bajos

Paul George no llega a ser ni tres años mayor que Davis, pero su experiencia en la postemporada es mucho más grande que la del hombre de los Lakers: desde que arribó a la NBA que está en equipos con un cierto protagonismo. De hecho, la única temporada en la que un equipo con George presente no entró a los Playoffs fue la 2014-2015, en la que PG13, post la horrible lesión que tuvo en la previa al Mundial de España 2014, apenas jugó como suplente en los últimos seis juegos de la fase regular y dejó sin su as de espadas a un Indiana Pacers que venía de llegar a las Finales del Este.

A diferencia de Davis, el actual jugador de LA Clippers no tuvo tanto hype alrededor al llegar a la NBA, pero se fue ganando la titularidad en los Pacers y fue parte del quinteto inicial en los cinco partidos de la serie de Playoffs en la que cayeron contra los Chicago Bulls de Derrick Rose. El líder de esos Pacers era Danny Granger: George, de 20 años, destacaba más por su aporte defensivo y en el primer partido de postemporada de su vida apenas intentó dos lanzamientos al aro (terminó con dos puntos). Sus promedios en esa serie fueron de 6 puntos, 5 rebotes, 1,4 robos y 2 tapones por partido en 26,6 minutos.

Al año siguiente PG13, en esto si siendo igual que AD, logró su primera clasificación a la segunda ronda: sus Pacers eliminaron a Orlando Magic con un 4-1, aprovechando la ausencia de Dwight Howard. Luego fueron enviados de vacaciones por Miami Heat, que con LeBron James les encajó un 4-2 tras que Indiana haya tenido una ventaja de 2-1. La performance del escolta no tuvo tanto para destacar: 9,4 puntos y 7 rebotes de promedio ante el Magic con 41% de campo y 11% en triples y 10 puntos y 6,3 rebotes de promedio frente al Heat, con mejores números desde el perímetro (37,5%) que en el total de los tiros (36,5%)

La temporada 2012-2013 fue tanto la del salto de George al estrellato como la de aquellos Pacers al escalón de los contendientes. Si un equipo del Este podía dar una sorpresa ante Miami eran ellos. PG13 había tomado el rol de líder que era de Granger y fue elegido el jugador más mejorado de la NBA, con 17,4 tantos, 7,6 rebotes y 4,1 asistencias por partido. Tenía 22 años pero los ojos ya estaban sobre él, se acercaba su primera postemporada como gran protagonista.

Atlanta Hawks, el rival de la primera ronda, terminó siendo más molestia de lo esperado e Indiana ganó recién en seis partidos, en parte por la inconsistencia de PG13: partidos de 23 puntos, 12 asistencias y 11 rebotes y también partidos de menos de un 30% de acierto en tiros de campo y con 0-5 en triples. En segunda ronda eliminaron a New York Knicks por 4-2. Los problemas de George de cara al aro persistieron: 39% de campo y 26% en triples, aunque su rol en el equipo siguió creciendo y creciendo y fue el líder en gran parte de las victorias.

La 2012-2013 llegó a su fin ante Miami Heat. Indiana puso al reinado de LeBron en el Este más en dudas de lo que todos esperaban: la serie se fue a siete partidos. Uno de los mejores juegos de Paul George en la NBA hasta el momento fue el sexto partido de esa serie: entre la espada y la pared aportó 28 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias en el triunfo de los Pacers por 91-77. Antes, en el juego uno que habían perdido en tiempo suplementario, había metido un triple con menos de un segundo por jugar del tiempo regular para empatar el marcador. Solo el flojo cierre de la serie opacó un poco su rendimiento en dicho enfrentamiento: quedó en 7 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias con 2-9 de campo y 3 pérdidas mientras que los Pacers perdían por 99-76, con una debacle en una segunda parte en la que PG13 sumó solamente dos tantos.

Indiana volvería a las Finales del Este en 2014 en una postemporada en la que George se consagró como estrella: 22,6 puntos, 7,6 rebotes, 3,8 asistencias y 2,2 robos en 41,1 minutos por partido, con un 40% de acierto en tiros de tres puntos. Fue una máquina de doble-dobles en el 4-3 a Atlanta y no brilló tanto en general en el 4-2 a Washington, aunque tuvo una noche de gloria con 39 puntos en el cuarto partido para poner la serie 3-1. Volvió a demostrar su talento en el quinto juego frente al Heat, con 37 puntos y 6 robos para mantener viva la serie, aunque sus Pacers una vez más terminarían eliminados por los de Florida y cayendo por un resultado abultado en el último juego (117-92 en el juego seis).

La lesión en la pierna derecha marginó a George y los Pacers de los Playoffs del 2015, y aunque en 2016 volvió con todo el equipo alrededor ya no era el mismo: Indiana, clasificado séptimo, llevó a Toronto Raptors hasta el séptimo juego de la primera ronda pero no pudo acceder a la segunda instancia: eso si, PG lo había dado todo. 27,3 puntos, 7,6 rebotes, 4,3 asistencias, 2 robos y un 41,9% en triples, incluyendo performances de 33 y 39 puntos como visitante.

En el 2017 su despedida de los Pacers ocurrió en la barrida sufrida ante Cleveland Cavaliers en primera ronda: Indiana dio pelea en los cuatro juegos (todos definidos por seis puntos o menos) y George estuvo cerca de promediar un triple-doble (28 puntos, 8,8 rebotes y 7,3 asistencias, con 42,9% en triples), pero los Cavs de LeBron, campeones defensores, siempre pudieron más en los cierres. La verdad es que poco puede reprochársele a PG13 de fallar en el clutch entonces: su factor como anotador en el último cuarto casi siempre apareció, apenas en el cuarto partido, con la serie prácticamente definida, estuvo un poco errático.

En las dos temporadas que disputó en Oklahoma City Thunder, George fue parte de un equipo que terminó decepcionando y nunca avanzó más allá de la primera ronda: caídas por 4-2 frente a Utah Jazz y 4-1 ante Portland Trail Blazers en series en las que se esperaba que den más pelea manchan un poco su historial de postemporada. Contra Utah en 2017 tuvo varios partidos de más de 30 puntos, como su exhibición en el primer partido, pero lo más recordado termina siendo el 6-21 de campo del juego dos o el 2-16 del juego seis, en el que cerró con apenas 5 puntos en 45 minutos, un 0-6 desde el perímetro y 6 pérdidas. Un jugador secundario como Joe Ingles lo sacó de la cancha.

Frente a los Blazers en tanto hizo un trabajo mejor, siendo un poco más regular: 28,6 puntos, 8,6 rebotes, 3,6 asistencias y 1,4 robos en 40,8 minutos por partido, aunque el Thunder se vio resentido por su baja en la puntería desde la zona exterior: de un 38,6% en triples en fase regular a un 31,9% en la postemporada, siendo que George era la principal amenaza exterior de OKC.

La inconsistencia es lo que termina definiendo a Paul George en los Playoffs: ha respondido en momentos importantes pero también ha tenido actuaciones bastante malas a la hora de definir algunas series. Este año en los Clippers su protagonismo está siendo un poco menor, algo más parecido al de los inicios en Indiana, pero cuando comiencen los Playoffs se esperará que demuestre que vale los 33 millones que la franquicia angelina le paga de salario y, más que nada, que el traspaso de Danilo Gallinari, Shai Gilgeous-Alexander y siete posibles picks de primera ronda del Draft por los servicios de PG13 tuvo un sentido. Esa inconsistencia deberá quedar de lado: Kawhi Leonard ya demostró que es alguien muy de fiar en los Playoffs, la incógnita en los de Los Angeles es el número 13.

Estadísticas de Paul George por 36 minutos a lo largo de su carrera
Fase PTS REB AST ROB TAP FG% 3PT% FT%
Fase Regular 21,4 6,9 3,6 1,9 0,5 43,2 37 84,6
Playoffs 18,5 6,7 3,6 1,5 0,5 42,3 36,1 80,9

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Nikola Jokic Jamal Murray
El panorama de los Nuggets para la 2020-2021
Agustín Aboy
Los Angeles Lakers
5 datos de la clasificación de Lakers a las Finales
Leandro Fernández
LeBron James
LeBron hace historia con sus 10° Finales NBA
Leandro Fernández
LeBron James
Un majestuoso LeBron metió a los Lakers en las Finales
Leandro Fernández
Erik Spoelstra
Miami y su mala noche en triples vs. Boston
Carlos Herrera Luyando
Zach LaVine
LaVine, feliz con la contratación de Donovan
Carlos Herrera Luyando
Más noticias