);
Agencia Libre 2019

Anthony Davis y DeMarcus Cousins, un ansiado reencuentro en Los Angeles Lakers de LeBron James

Cousins, Davis
NBA Photos

El 26 de enero de 2018 DeMarcus Cousins se disponía a lanzar un tiro libre para certificar la victoria de los Pelicans frente a los poderosos Rockets. Boogie lo fallaba y en la lucha por el rebote algo dijo basta. Sus manos fueron hacia su tobillo izquierdo y al tratar de posar el pie en el parqué para realizar el balance defensivo fue incapaz de avanzar. Su aquiles se había roto. Todo se desvanecía, todo por lo que había luchado y trabajado se esfumaba en tan solo unos instantes.

MÁS | Power Rankings 2019-20

La imagen era desoladora, Cousins parecía negarse a reconocer su propia lesión o la gravedad de la misma y ayudado por sus compañeros ponía rumbo a vestuarios. Un vía crucis particular que supondrían los últimos momentos de DeMarcus con Anthony Davis como su compañero. Amigos y socios en la cancha, el destino y los movimientos del mercado en la Agencia libre han permitido que Davis y él se reencuentren un año más tarde.

Ahora ya no juegan en Nueva Orleans, el mercado es mucho mayor y todas las miradas están puestas sobre ellos. El contexto ha cambiado y ahora es LeBron James quien es la cara de la franquicia, Boogie y Davis serán acompañantes de lujo para un equipo como los Lakers destinado a ganarlo todo. Una misión para nada sencilla y que dada la situación en la que se encuentra la NBA, tan abierta e imprevisible, puede pasar cualquier cosa.

MÁS | Cousins se une a los Lakers

¿Cómo encajan Cousins y Davis?

DeMarcus y Anthony compartieron una dos medias temporadas en los New Orleans Pelicans entre 2017 y 2018 que comprendió desde el traspaso de Cousins hasta la lesión en el aquiles. En ese tramo los Pelicans regresaron a lo más alto de la Conferencia Oeste, un resurgimiento tras más de lustro de mediocridad y malas decisiones.

Tras un año de transición donde quedaron fuera de la post-temporada por culpa de la gran competitividad de la Conferencia, un año más tarde los Pelicans regresaron a los Playoffs. ya sin Cousins, donde fueron apeados por los Golden State Warriors en semifinales de Conferencia.

Durante la temporada 2017-2018, Alvin Gentry dio con la tecla que resolvió los problemas de compatibilidad de Cousins y Davis. El espacio de ejecución ofensiva de los Pelicans fue ampliado con la expansión de la zona de acción de Davis especialmente que vino acompañada de su versión más demoledora. La Ceja hizo de su hábitat natural la línea de tres, pero no como medio para anotar triples, sino para conectar con Cousins en el poste bajo o bien atacar desde fuera hacia dentro.

A la evolución técnica y táctica de Davis se sumó la utilización de Cousins como redistribuidor y generador de juego. DeMarcus empezó a hacer efectivo la ampliación de su rango de tiro como ya se había intuido en 2017 en Sacramento y sus primeros meses en New Orleans, pero en 2018 con jugadas como los Delay Swipe que buscaban generar un triple liberado para Cousins aprovechando que los interiores rivales le esperarían en la zona hicieron que Boogie exprimiese al máximo su lanzamiento.

MÁS | Raptors: la vida después de Kawhi

Por otro lado, otros sistemas de los Pelicans de 2018 trataban de sacar el máximo partido a Davis y Cousins en pista generando situaciones entre los dos en las que se bloqueaban con y sin balón para producir desajustes entre los defensores interiores. La fuerza de atracción que originaban ambos gigantes con sistemas como el double-quick-double en el que favorecían que un exterior se quedara completamente solo para simplemente ejecutar una bandeja resultaron un éxito para los Pelicans.

Toda esta amalgama táctica desembocó en unos números que hablan muy bien a favor de la pareja de interiores. La mayor parte de las alineaciones que los Pelicans pusieron en pista con Cousins y Davis funcionaron de maravilla con una media de 21.9 en net rating cuando los dos estuvieron en pista y más de 700 minutos juntos. Con los dos jugadores en pista la cosa funcionaba y el equipo lo notaba en su rendimiento más inmediato traduciéndose esto en victorias.

Sin embargo, Gentry también supo explotar correctamente el rendimiento de los dos de manera individual y aislada, construyendo alineaciones en las que tanto Davis como Cousins fuesen el foco principal del ataque como la RUB 15 para Davis con un pick&roll central o el Elbow 4 con un directo para Cousins en uno de los codos.

En definitiva, los Lakers han hecho un movimiento a bajo coste (3.5 millones por un año) del que conocen todas las respuestas a sus preguntas y que puede significar una temporada de éxitos si Frank Vogel sabe conjugar el talento de ambos gigantes con el de LeBron James. La experiencia previa de los Pelicans ha de servir como campo de experimentos para los Lakers, para sacar aquello que funcione y desechar todo lo que no se adapte a la filosofía de Vogel.

El factor Rondo

Si hay un hombre que ha entendido a DeMarcus Cousins en una pista de baloncesto ese ha sido Rajon Rondo. El experimentado y cerebral base ha compartido vestuario en dos ocasiones con Cousins, primero en los Kings en 2016 y más tarde en los Pelicans en 2018.

Dos personalidades explosivas que encontraron el uno en el otro su media naranja baloncestística. Los dos funcionan como uno en la cancha y fuera de ella y su tercera experiencia juntos parece ser la continuación de su particular historia después de que Rondo haya renovado con los Lakers.

MÁS | ¿Cómo encajan Kawhi y George en los Clippers?

"La forma en que competimos y el tipo de competidores que somos, es difícil para nosotros no llevarnos bien",aseguraba Cousins en 2016. "Casi pensamos igual todo el tiempo. Estoy empapándome en todo lo que puedo. Él es un campeón. Básicamente lo admiro", señalaba Boogie.

Rondo es una personalidad compleja y sumamente exigente, un base que demanda ganar a toda costa y DeMarcus Cousins está en un momento decisivo en su carrera deportiva, en la que puede llegar a una franquicia en la que asentarse y definitivamente recuperar el lugar en el que siempre ha merecido estar. Y, sin duda, una de las claves para la adaptación de Boogie más allá de LeBron y Davis es Rondo, que le recibe con los brazos abiertos en su tercer capítulo juntos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Sophomores
Top 5: Los jugadores de segundo año
Pablo Schatzky
NBA G-League International Challenge
La previa del NBA G-League International Challenge
Leandro Fernández
james-harden-010518-ftr-getty.jpg
Harden: "Mi objetivo es ganar múltiples campeonatos"
Pablo Schatzky
Kristaps Porzingis
Porzingis ya impresiona a los Mavericks
Sergio Rabinal
Los Angeles Clippers
La radiografía de los Clippers para la 2019-2020
Leandro Fernández
NBA Rookies 2019-2020
Los 5 rookies que no te puedes perder
Sergio Rabinal
Más noticias