);
NBA

Los cuatro nombres inesperados en la lista de anotadores de 30 puntos en una temporada, ¿se suma Bradley Beal?

Si Bradley Beal termina la 2019-2020 promediando por encima de los 30 puntos (actualmente está en 30,5), será justamente el 30° jugador en conseguirlo en la historia de la NBA. Esa lista está repleta de varias de las leyendas más grandes de todos los tiempos, liderada por un Michael Jordan que lo consiguió en ocho campañas diferentes, seguido de cerca por Wilt Chamberlain (7) y Oscar Robertson (6).

Sin embargo, así como en la misma aparecen nombres obvios y esperados, también figuran algunos que probablemente no sean las primeras opciones que aparezcan en nuestra mente. Anotadores que como Beal, alcanzaron esa cifra sin necesariamente ser considerados entre los mejores de todos los tiempos en sus respectivas posiciones.

Hoy los vamos a honrar y a recordar de quiénes se trata.

Jack Twyman

El primero de nuestra lista es Jack Twyman, un alero de 1,98 de estatura que jugó toda su carrera (1955 a 1966) en la franquicia de los Royals (hoy Kings), primero en Rochester por dos años y luego en las siguientes nueve campañas en Cincinnati.

Si bien muchas veces se recuerda a Twyman por el vínculo con su compañero Maurice Stokes, de quien se volvió el guardián legal luego de que este sufriera una paralisis (hoy el premio al mejor compañero de la NBA lleva el nombre de ambos), lo cierto es que el nacido en Pittsburgh supo dejar su huella también adentro de la cancha.

Justamente a partir del accidente y el retiro de Stokes, Twyman pasó a ser la principal referencia de los Royals para la campaña 1959-1960. El perimetral ya venía de promediar 25,8 puntos en la temporada anterior, pero tuvo un salto notable durante ese torneo, alcanzando las 31,2 unidades por encuentro, además de bajar 8,9 rebotes. Eso sí: a su equipo no le fue nada bien, terminando con marca de 19-56.

Aquella marcó la primera de dos elecciones de Twyman para el Segundo Quinteto All-NBA, mientras que terminó sexto en la votación de MVP (su mejor posición histórica). Y un dato aún más importante: fue la primera ocasión en la que un jugador promediaba por encima de los 30 puntos. Aunque claro, quedó algo opacado por los 37,6 que sumó Wilt Chamberlain ese mismo año.

Twyman no podría repetir esa producción en el resto de su carrera, pero se mantendría durante tres temporadas más promediando entre 20 y 25 puntos. Eventualmente, el paso del tiempo y la explosión de Oscar Robertson en el equipo fueron restándole protagonismo, hasta anunciar su retiro en 1966, sin la chance de haber alcanzado las Finales en ninguno de esos años.

Walt Bellamy

El caso de Walt Bellamy es uno bastante particular, ya que sus primeros años en la liga hablaban de un jugador con mucho más potencial del que terminó teniendo. Elegido con la primera selección del Draft de 1961, el pivote de 2,11 metros (todo un gigante para la época) tuvo una excepcional campaña de novato con los Chicago Packers: promedió 31,6 puntos y 19 rebotes, llevándose el ROY y la primera de cuatro selecciones para el All-Star Game. El problema: su equipo acabó con récord de 18-62, por lo que ni siquiera figuró en la lucha por el MVP.

Bellamy acompañó como una súperestrella cada uno de los movimientos de una de las franquicias más inestables de la liga (hoy los Wizards): promedió 27,9 puntos y 16,4 rebotes ahora bajo el nombre de los Chicago Zaphyrs y luego brilló en dos campañas tras la reubicación en Baltimore, como los Bullets. Aunque claro, en todos esos años su equipo tuvo marcas perdedoras, por lo que no era realmente visto como uno de los pivotes más dominantes de la liga (nunca estuvo en el Top 10 de la votación de MVP).

Su carrera dio un giro a finales de 1965, cuando fue traspasado a los Knicks, para formar una dupla temible con Willis Reed. Sin embargo, su paso por New York no fue el esperado. Sus números bajaron y se llevó de esa experiencia dos derrotas en 1° Ronda, antes de ser trapasado a Detroit.

Además de los Pistons, Bellamy también supo jugar cinco temporadas en Atlanta y una última en New Orleans (1974-1975), sin lograr recuperar su nivel de All-Star, ni tener pasos recordados por los Playoffs.

De hecho, en toda la historia de la liga, solamente cuatro jugadores anotaron más puntos que Bellamy sin haber alcanzado unas Finales (al menos por ahora): Vince Carter, Carmelo Anthony, Dominique Wilkins y Alex English.

Tiny Archibald

De los cuatro jugadores de nuestra lista, Tiny Archibald es por lejos el de mayor legado e impacto. Pero lo cierto es que la historia no ha sido tan favorable con él, a la hora de posicionarlo entre los mejores bases de todos los tiempos, por diferentes motivos que ya repasaremos.

Archibald llegó a Cincinnati que empezaba a transitar sus primeros años post-Robertson y para su segundo año en la competencia, ya estaba promediando 28,2 puntos y 9,2 asistencias. Un excelente prólogo para lo que sería una de las mejores actuaciones individuales en la historia de la NBA: promedió 34 puntos y 11,4 asistencias en la 1972-1973, liderando la mudanza de los Royals a Kansas City, ahora bajo su actual denominación de Kings. A pesar de que su equipo ni siquiera se clasificó a Playoffs, los números fueron tan buenos que Tiny quedó tercero en la votación por el MVP.

Hasta el día de la fecha, solamente tres jugadores lograron promediar 30 puntos y 10 asistencias en una campaña: Russell Westbrook, Oscar Robertson (x5) y el propio Archibald.

¿Cómo siguió su historia? Se mantuvo como un claro All-Star hasta la 1976-1977, cuando ya jugando para los New York Nets sufrió una rotura del tendón de Aquiles que lo limitaría para el resto de su carrera y lo forzaría a perderse la totalidad de la 1977-1978.

Lo interesante es que Archibald supo reinventarse a partir de la 1978-1979, ahora jugando para Boston. Como base titular de los Celtics, comenzó a tener sus primeras experiencias importantes en Playoffs y se dio el lujo de ganar su primer y único anillo en la 1980-1981, además de conseguir tres nuevas convocatorias para el All-Star Game (incluyendo el MVP en 1981).

¿Por qué entonces su legado no es mayor? Básicamente porque sus mejores años coincidieron con un bajo rendimiento colectivo de sus equipos, mientras que su rol en Boston ya era el de una cuarta o hasta quinta opción anotadora (promedió 12,5 puntos en 5 temporadas). De todas maneras, cualquier lista de subvalorados históricos debería incluir al neoyorquino.

World B. Free

El último nombre de nuestro repaso es el único que hasta el día de hoy no forma parte del Salón de la Fama, lo cual probablemente lo ponga en el tope de la lista de anotadores de 30 puntos inesperados. Estamos hablando de World B. Free, quien además de su particular nombre (nacido como Lloyd Bernard Free), supo tener una carrera NBA sumamente destacada, a finales de los '70 y principios de los '80.

La temporada en cuestión fue la 1979-1980, jugando para los San Diego Clippers. Free ya había estado cerca de los 30, promediando 28,8 tantos en la campaña anterior, pero subió esa cifra a 30,2 tantos, para un equipo que ganó solo 35 partidos y se quedó sin Playoffs.

Un dato curioso: a pesar de su explosión ofensiva, no fue incluido en ningún quinteto All-NBA ese año (sí el anterior), ni tampoco recibió votos como MVP. Un caso similar al que probablemente podría pasar con Beal en la 2019-2020.

Free tuvo seis campañas consecutivas más promediando por encima de los 22 puntos, pasando por Golden State y Cleveland, para eventualmente ir retirándose como veterano en Philadelphia (donde ya había jugado en sus inicios) y Houston.

En total llegó a disputar apenas 34 partidos de Playoffs, disputando las Finales en 1977, cuando sus Sixers cayeron ante los Blazers por 4-2. A sus 23 años, promedió solamente 7,2 unidades en esa recordada serie dominada por Bill Walton.

A lo largo de la historia, solamente 28 jugadores llegaron a tener 8 temporadas o más promediando 22 puntos por partido. Y World B. Free es uno de esos privilegiados.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron James
LeBron en Disney: por el anillo y el cambio social
Leandro Fernández
Andre Iguodala
Iguodala y el valor de la lucha social en el reinicio
Leandro Fernández
Kemba Walker
Kemba Walker tendrá minutos limitados en el reinicio
Leandro Fernández
Erik Spoelstra
Spoelstra y el entusiasmo de Miami en las prácticas
Leandro Fernández
Chris paul
Paul y el regreso: "Ha requerido un increíble trabajo"
Sergio Rabinal
paul george
PG13, listo para volver: "Me siento genial de nuevo"
Sergio Rabinal
Más noticias