NBA 75

Allen Iverson, una elección de Draft que rompió un patrón en la historia de la NBA

La actualidad de la NBA no pone a los pivotes en el centro de la escena: el MVP es uno de ellos, Nikola Jokic, pero la construcción de los equipos ya no se hace pensando en su eje en la zona pintada: de hecho son varios los que eligen formaciones iniciales sin un pivote tradicional o los que invierten poco dinero en esa posición, poniendo como prioridad a la media cancha y los aleros.

Esto era bien distinto hace no tanto tiempo: recién en los últimos 20 años empezó a modificarse ese paradigma. Los primeros contratos de más de 100 millones de dólares en la historia de la NBA fueron para hombres grandes como Juwan Howard o Shaquille O'Neal a mediados de los 90. En la misma época en la que Philadelphia 76ers tomó una medida rupturista, poniendo al talento por encima de todo.

Los Sixers tenían el pick número 1 del Draft de 1996 tras cuatro temporadas seguidas en las que habían ganado 26 partidos o menos y a su vez no contaban con pivote alguno bajo contrato: Derrick Alston y Sharone Wright, los titulares en la mayoría de los partidos de la temporada 1995-1996 (con poco éxito) estaban fuera del equipo. Sin embargo no había mucho para tentarse a la hora de elegir un novato: Marcus Camby, Erick Dampier y Lorenzen Wright aparecían como los proyectos principales en esa posición, más que nada el primero, pero no eran jugadores capaces de cargar con el peso del ataque de un equipo. Algo que si sería la especialidad de Allen Iverson.

Un anotador así no era la búsqueda desesperada de Philadelphia, que había elegido a Jerry Stackhouse con el pick 3 del Draft de 1995 y había incorporado a Derrick Coleman via traspaso ese mismo año cediendo al gigante Shawn Bradley, pick 2 del Draft 1993, a cambio. Pero si alguien que despierte la ilusión en los fanáticos, que venda tickets: Philadelphia fue el segundo equipo de menor asistencia a su estadio en la temporada 1995-1996, algo ilógico para una franquicia con tanta historia y fanáticos acérrimos.

Más | Salón de la Fama 2021: un recordatorio de la excelencia de Paul Pierce en los escenarios más competitivos

Así, la elección por Iverson ya era previsible desde antes del Draft (el entonces jugador de 21 años ni siquiera entrenó previamente ante los ojos de otra franquicia) pero no por eso se puede decir que no marcó un quiebre histórico: se trató de la primera elección de un jugador de menos de 1,90 metro de altura con el primer pick desde Si Green en ¡1956! 40 años de diferencia y en un Draft que todavía tenía el sistema de elecciones territoriales con el que Boston Celtics se hizo con Tom Heinsohn antes de que todo comience.

Green fue un jugador que nunca promedió más de 13 puntos por partido y que no logró consagrarse campeón (aunque fue el base del equipo de St. Louis Hawks que perdió las Finales en el séptimo partido en 1960): difícil pensar que los Rochester Royals no se arrepintieron de escogerlo a él y no al que fue el pick 2, un tal Bill Russell.

Un base como Magic Johnson había sido escogido no tantas decadas atrás: fue el pick 1 de 1979. Sin embargo, cuando se eligió a Iverson la NBA llevaba apenas un jugador de menos de dos metros de altura elegido con el primer pick en sus últimas 14 ediciones del Draft: Larry Johnson, de 1,98 metro pero una capacidad atlética increíble, en el Draft de 1991. Si no había que remontarse a la selección de James Worthy en 1982 para encontrar alguien que salga del juego interior.

Más | Salón de la Fama 2021: Ben Wallace y un camino como ningún otro, de 'undrafted' hacia el estrellato

Iverson tuvo éxito inmediato en la NBA: Philadelphia no repuntó instantáneamente pero la actuación de Allen en la liga fue brillante desde el inicio, con un promedio de 23,5 puntos, 7,5 asistencias y 4,1 rebotes por partido en su primera campaña que le dio el premio al Rookie del Año.

Rápidamente Iverson pondría a los Sixers en Playoffs (clasificaron en 1999), en las Finales (2001) y entre los equipos con más asistentes a su estadio (puesto 8 en la temporada 1999-2000): eso no alcanzaría para cambiar el paradigma de la liga en ese momento debido a que hubo que esperar hasta la selección de Derrick Rose en 2008 para ver a un jugador de menos de dos metros de altura ser escogido en la primera selección.

Entre 1980 y 2007, Iverson fue el único guardia que tuvo el puesto de privilegio a la hora de entrar a la liga, ya que ni siquiera Michael Jordan tuvo esa chance: conocida es la historia de Portland Trail Blazers, dueño del pick 2, escogiendo reforzarse en el juego interior con Sam Bowie. En el caso de Iverson, nadie logró que los Sixers pongan la vista en otro lado. Georgetown, la escuela de titanes de más de 2,10 metros como Patrick Ewing, Dikembe Mutombo y Alonzo Mourning (estos últimos dos llegaron a compartir equipo universitario), había sacado una gema imposible de discriminar por sus centímetros.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Patrick Williams
Patrick Williams, baja para el inicio de temporada
Leandro Fernández
Manu Ginóbili, Gregg Popovich, RC Buford
Ginóbili se suma a los Spurs como asesor especial
Leandro Fernández
Beal
¿Quién será el máximo anotador de la 2021-2022?
NBA.com Staff
Phoenix Mercury y Chicago Sky, ganadores en el estreno en Playoffs
Playoffs WNBA: Phoenix y Chicago, a segunda ronda
Leandro Fernández
zach lavine
LaVine y su temporada más importante en Chicago
Sergio Rabinal
rob pelinka
Pelinka: "LeBron volvió un poco más delgado"
Sergio Rabinal
Más noticias