);
NBA Finals 2020

Alex Caruso, la química con LeBron James y la dosis secreta de Los Angeles Lakers

Acumular talento no es sinónimo de triunfo. Los factores necesarios para ganar son varios y es muy posible que, de no haber salido campeones, hoy no fuese protagonista del artículo. La élite deportiva está plagada de historias de superación, de relatos trágicos con héroes inesperados. Este no lo es. Su viaje es inverosímil y es la prueba inequívoca de la necesidad de los que juegan al servicio de su equipo.

La legendaria carrera de 17 años de LeBron James deja muy claro el perfil de jugador que funciona a su lado. James necesita manos activas en defensa, ejecutores en ataque y un jugador en el que descargar esa generación. Todo esto lo tiene en los Lakers por mucho que pueda mejorarse la plantilla a nivel de calidad, porque en funcionamiento superan las expectativas.

Más | ¿Qué tendrán LeBron James y Anthony Davis a su alrededor la próxima temporada?

Alex Caruso comenzó su carrera NBA más como meme viral que como jugador real. A él no le importa. Ver entrevistas suyas es ver un hombre pragmático y trabajador. En julio de 2017 se alzó campeón de la Summer League de Las Vegas junto a Kyle Kuzma. Si entonces le hubiésemos dicho que sería titular en las Finales al lado de LeBron tres años después se hubiera echado a reír.

"Solo trabajo, desde la G League a ganarme minutos en la NBA y pelear por un hueco en la rotación", explicaba Caruso tras la victoria del Game 6. "Mentiría si dijese que no he dudado de mí mismo, pero seguí trabajando".

Caruso es un notable jugador de baloncesto. La cuestión, como con todos, es cómo maximizarlo. En su caso, se trata de trabajo oscuro al lado de jugadores brillantes, pero más brillante de lo que pueda parecer entre los jugadores de trabajo oscuro en la NBA. Es inteligente, competitivo y piensa siempre primero en el equipo. Además, su mejora física es impresionante. El cuerpo técnico de los Lakers ha destacado su entrega como rata de gimnasio.

"El sueño de todos los niños es anotar el tiro para ganar, pero según me hice mayor supe que mi impacto iba a estar en defensa y en ser un complemento en ataque. No me quejo, todo el mundo quiere ganar un título. He ganado con 26 años y tengo otra temporada de contrato en Los Angeles".

La conexión más lucida de Caruso es de sobra conocida, la suya con LeBron. Desde la temporada regular es evidente esa química especial entre ambos, pero es que en Playoffs la confirman. El escenario más elevado de baloncesto mundial ha servido para que Carushow, hasta la temporada pasada con contrato dual, figure entre los socios principales del cuarto trofeo del monstruo. No es casualidad que Caruso termine 5º en promedio de minutos en las Finales.

"Somos dos jugadores de mucha IQ. Todo el mundo sabe que LeBron es una leyenda por lo inteligente que es en el juego. Yo también tengo algo de eso", dijo Caruso. "Muchas veces simplemente estamos en la misma página y, claro, está su talento. Tener jugadores que se adelantan a las jugadas antes de que sucedan nos da muchas oportunidades".

"Somos iguales cuando se trata de ganar en el baloncesto", dijo James en una entrevista reciente en The Wall Street Journal. "Ver nuestra química juntos... Creo que viene con nuestras mentes".

Caruso repartió 6 asistencias en 72 minutos durante los primeros cinco partidos de la serie ante Miami Heat, ninguna de ellas con LeBron como destinatario. Sin embargo, entre los Game 5 y 6 administró 8 asistencias en 56 minutos, de las cuales 7 fueron para James.

Más | Caruso: hombre y mito detrás de su historia

El pick&roll es un arma que apenas usaron los Lakers en las Finales. Su juego estático consiste en su mayoría en LeBron y Rondo como generadores, apoyados en la influencia de Davis sin balón y el uso de pantallas, continuaciones y aperturas para lanzar de tres. En temporada regular y hasta Finales de Conferencia vimos mayor uso de jugadas al emplear a AD junto a otro pivote (Howard o McGee) más minutos. El formato gigante quedaba en desuso ante Miami.

La mayoría de las secuencias presentan a James como generador, siendo Davis, KCP y Green las esencias de las pantallas. Y es aquí donde aparece el factor Caruso. Cuando James suelta la bola suele hacerse a un lado para dar espacio a Rondo, pero no es así cuando entra el #4. Con Caruso vemos el pick&roll de LeBron como continuador, la dosis mejor guardada por los Lakers.

Caruso ha promediado 10,7 pases por partido a LeBron en las Finales, el jugador que más recibe de su parte. Cerca queda Rondo con 10 por noche, así lo muestran también los porcentajes de frecuencia, 31,5% ante 29,6%. Alex está atento al resto, juega pensando en el equipo y siempre mira hacia los demás, con especial atención en James y su otro generador.

LeBron ha intentado 2,5 tiros por partido tras pase de Caruso, aumentando la cifra en los últimos encuentros. Si bien en triples es bajo, la cifra crece en el tiro de dos puntos. Todas las acciones llegan en pick&roll o en contraataque y transición tras potentes defensas. Es en ese escenario cuando James ejecuta en tráiler y Caruso potencia sus habilidades como pasador: LeBron ha anotado el 81,8% de los tiros de dos puntos que ha lanzado en las Finales recibiendo de Caruso.

Mejores registros de Lakers sobre 100 POSS en Playoffs

Pareja Minutos Net rating D. Green, A. Davis 458 19,4 L. James, D. Green 429 15,6 L. James, A. Davis 566 14,8 L. James, A. Caruso 355 13,8 D. Green, K. Caldwell-Pope 376 13,4

Esta tabla también es muy representativa y no es casualidad que aparezcan Green, KCP y Caruso como sólidos complementos durante los Playoffs. LeBron y Davis son protagonistas, pero que Caruso aparezca aquí será una sorpresa para muchos. Por otro lado, es tan justo como real. En este caso, la estadística sirve para aumentar lo que el ojo muestra. James y Caruso funcionan juntos, y su dúo sirve de especialidad en forma de porciones discretas y sabrosas.

Caruso firmó en julio de 2019 un contrato por dos temporadas y 5,5 millones, por lo que sus $2,750,000 de la próxima campaña serán vistos como una de las grandes gangas de la NBA. Y sin duda lo es, al menos en Hollywood y en estos Lakers. No cualquiera puede encajar con LeBron, pero él lo hace por su mentalidad e inteligencia. Mucho más fino de lo que aparenta dentro de su humilde perfil.

La mercadotecnia de Los Ángeles estima su condición. ¿Qué sería Caruso en otro equipo? Exactamente lo mismo, salvo que sin el brillo que desprenden los Lakers campeones. Su puesto, eso sí, está totalmente justificado y trabajado. Es olbigatorio para un jugador como Caruso tener calidad a su alrededor para destacar, pero es que la calidad no puede lucirse sin jugadores como Caruso.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Russell Westbrook
Westbrook: su llegada a Washington y su legado
Leandro Fernández
Luka Doncic, Zion Williamson, Trae Young, Ja Morant
Cómo desbloquear otro nivel en Luka, Zion, Trae y Ja
Leandro Fernández
John Wall, Bradley Beal
Beal y la dualidad por el traspaso Wall-Westbrook
Leandro Fernández
Carmelo Anthony
Melo y la continuidad en Portland: "No fue difícil"
Leandro Fernández
simmons
Simmons, centrado en unir fuerzas con Embiid
Sergio Rabinal
Paul George
George: "Me quiero retirar en los Clippers"
Sergio Rabinal
Más noticias