);
Los Angeles Lakers

Alex Caruso, la prueba definitiva a las estadísticas avanzadas en la vuelta de la 2019-2020

Todos los que le prestamos una especial atención a las estadísticas avanzadas, aún sin creer que representan una verdad revelada o indiscutible, nos quedamos muchas veces a la espera de poder llevar la teoría a la práctica: ¿qué pasaría si ese suplente que tiene tan buenos números elevados a 36 minutos, realmente jugara 36 minutos?, ¿qué pasaría si esa dupla que tiene un Net Rating tan interesante cada vez que comparte cancha, pasara a ser parte integral de la rotación del entrenador?, ¿qué sucedería si el equipo se animara a utilizar más esa formación de small-ball que tan buenos resultados le ha dado en un tiempo limitado?

Muchas de las preguntas de ese estilo jamás encuentran una respuesta, sencillamente porque las postulaciones de los outsiders (prensa, estadísticos, fanáticos) y las decisiones de quienes se encuentran en el seno de un plantel, normalmente no alcanzan a tocarse. Y es completamente lógico. Pero esa espera interminable de una comprobación que jamás llega, también resulta frustrante.

Claro que afortunadamente, en contadas ocasiones esas hipótesis pasen al plano de la realidad. Aunque en el caso de los Lakers no tendríamos que hablar de buena fortuna, sino de todo lo contrario: fue la lesión de Rajon Rondo y la baja de Avery Bradley lo que le ha abierto las puertas de par en par a Alex Caruso para incrementar su lugar en la rotación de Vogel.

Caruso es un favorito de dos grupos de persona: el primero es el que lo ve simplemente como un personaje divertido y como el centro de diferentes memes en las redes sociales. El segundo, es el que valora todo lo que produce cada vez que pisa el campo para Los Angeles, aún sin tener estadísticas básicas demasiado llamativas.

El texano promedia apenas 5,4 puntos, 1,9 rebotes y 1,8 asistencias, sin ni siquiera tener grandes porcentajes de tiro: 42% de campo, 35% en triples y 76% en libres. Correctos, para nada del otro mundo. Tampoco sus estadísticas a 36 minutos llaman demasiado la atención: 11 puntos, 3,9 rebotes y 3,6 asistencias. Sin embargo, si cavamos más profundo, vamos a encontrar varias cifras que piden a gritos más minutos para el guardia surgido de Texas A&M (juega 17,8 por encuentro).

Ya hemos analizado su caso algunos meses atrás, pero vale la pena refrescar la memoria. Para empezar, está su impacto defensivo. Más allá de sus números individuales (2,1 robos y 0,6 tapas por 36 minutos), el rendimiento colectivo de los Lakers cuando Caruso está en cancha, es sencillamente espectacular: permiten apenas 100,3 puntos por cada 100 posesiones, siendo esta la mejor cifra de todo el plantel. ¿El segundo? LeBron James con un rating defensivo de 103, casi tres puntos por encima de su compañero.

Los números no son casualidad: Caruso es un gran jugador defensivo, que combina físico, capacidad atlética y muchísima intensidad.

Ofensivamente la historia es diferente: el rating ofensivo de los Lakers es de 110,6 puntos cuando Caruso está en cancha, siendo el tercero peor entre los 10 hombres habituales de la rotación. Pero lo que hace en defensa es tan determinante, que su Net Rating (rating ofensivo - rating defensivo) es el mejor del equipo: +10,3... ¡empatado con LeBron James!

Más | Alex Caruso y el gran impacto defensivo que genera para Los Angeles Lakers

¿Qué pasa cuando Caruso comparte campo con el Rey de Akron? Ese Net Rating sube a un extraordinario +20,8. El mejor de cualquier pareja de la liga con al menos 300 minutos jugados (segundo está el Bledsoe-Giannis con +18,9).

El problema en cuestión es que todo lo que estamos marcando es parte de una muestra relativamente pequeña: Caruso ha tenido apenas un partido en toda la 2019-2020 por encima de los 30 minutos, en una victoria cómoda ante los Timberwolves. Y en 37 de sus 58 juegos ni siquiera ha pasado de los 20 minutos.

Su impacto en el juego de los Lakers obviamente cuenta una historia y no puede ser descartado por completo. Pero ¿podrá sostenerlo ahora que seguramente tendrá un incremento importante en su rol?, ¿logrará repetir esas producciones frente a los mejores equipos del certamen y enfrentando con mayor frecuencia a las primeras unidades, en lugar de a las segundas?

En una ecuación en la que también podríamos sumar a lo que sucederá en Philadelphia con la separación de minutos entre Horford y Embiid, la teoría será puesta a prueba en Orlando y todos los que creemos en el Carushow estaremos muy atentos a los resultados.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Logo y balón de la NBA
Lo mejor del fixture del primer mes de la 2020-2021
Agustín Aboy
nba ball
Calendario oficial para el inicio de la 2020-2021
Agustín Aboy
Gregg Popovich Becky Hammon
Pop, Aldridge y la renovación de los Spurs
Agustín Aboy
Stephen Curry, Steve Kerr
Debate: los Warriors, ¿candidatos o en problemas?
Juan Estevez y Leandro Fernández
Raptors
Previa de los Raptors rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
Hawks
Previa de los Hawks rumbo a la 2020-2021
Leandro Fernández
Más noticias