Boston Celtics

Al Horford, su alianza con Robert Williams y una segunda juventud en Boston Celtics

La salida de Al Horford en el verano de 2019 de los Boston Celtics acabó siendo un hecho enormemente negativo para las dos partes. Aunque el dominicano firmó un lucrativo contrato con Philadelphia 76ers, su rendimiento y encaje no pudieron estar más lejos de lo que se podía esperar de él, suponiendo esto su salida al término de la siguiente campaña rumbo a Oklahoma City Thunder. Mientras, los verdes tuvieron que echar mano de un Daniel Theis que, si bien sobrepasó todas las expectativas, a la hora de la verdad resultó insuficiente para competir por grandes objetivos. Es por ello que el reencuentro de jugador y franquicia dos años después resulta tan idóneo y adecuado ya que ambos se necesitan y parecen estar finalmente en la misma página.

El impacto del dominicano en su primera etapa en Boston fue más allá de los números, los cuales nunca fueron excesivamente llamativos, siendo más importante en el sistema ofensivo y rendimiento defensivo del conjunto entrenado por entonces por Brad Stevens. Horford supo encajar y aportar a la perfección en aquel plantel que alcanzó dos años seguidos las Finales del Este y se quedó a tan solo un triunfo de luchar por el anillo en los Playoffs de 2018.

MÁS | Boston Celtics derrotó a Toronto Raptors y sigue invicto en la pretemporada a pesar de la baja de Jaylen Brown

Ahora, tras un periplo de dos campañas alejado del TD Garden, el jugador regresa a sus 35 años con un rol muy diferente al que tuvo en su primera experiencia, debiendo asumir un perfil más bajo y ayudando a que todas las piezas jóvenes, empezando por Jayson Tatum logren alcanzar su pico de rendimiento lo antes posible.

El mejor ejemplo de lo que Horford puede aportar a estos Celtics se produjo en el apretado enfrentamiento entre los verdes y los Toronto Raptors, que acabó decidiéndose en los tiros libres de la mano de Juancho Hernangómez por un marcador de 113 a 111. En el segundo partido de pretemporada Ime Udoka quiso probar diferentes formatos, alineaciones y propuestas, más dada la situación de Jaylen Brown, baja por cuestiones de salud, lo cual significó la puesta en escena de una de las duplas que definirán el potencial del equipo de Boston, conformada por Robert Williams III y el pívot dominicano.

Ambos partieron como titulares ocupando las posiciones interiores, una alineación de jugadores de gran tamaño con la que Udoka quiso buscar castigar la homogeneidad de sus oponentes. Un experimento más que interesante que dio muy buenos resultados en defensa ya que Williams y Horford ofrecen una versatilidad y un equilibrio que pueden resultar muy útiles a la hora de dominar en ese extremo del campo.

Mientras el joven interior posee la explosividad, salto vertical y largura suficientes para condicionar tiros, aguantar el uno contra uno y llegar a todas las ayudas, el ex de Florida sabe cómo reaccionar ante cada situación táctica y usando su cuerpo para limitar el espacio del rival. Las sensaciones con los dos en pista no pudieron ser mejores, aunque a decir verdad, en ataque todavía requerirán un cierto periodo de adaptación, obligando a Horford a desplazarse definitivamente fuera del triple, haciendo más de ejecutor que de facilitador como venía haciendo hasta el momento.

Un ejemplo del impacto que ambos pueden tener en defensa fue la siguiente acción, en donde Horford aguanta el cambio de marca, Williams logra hacerse con el rebote y rápidamente se arma el contraataque:

"Con él necesito espaciar más el campo", dijo Horford sobre compartir cancha con Robert Williams. "Eso es lo que tengo que hacer, y él es el tipo de grande que puede pasar el balón. Cuando continua hacia la canasta ejerce mucha presión sobre el aro y abre las cosas para el perímetro. Es por eso que me siento lo suficientemente cómodo para que, si tenemos que jugar con esa alineación, funcionará".

"Queremos ver a Rob y Horford jugar juntos", comentó Udoka. "Algo que implica que él esté más alrededor del triple. Si los equipos plantean alineaciones más pequeñas queremos encontrar un enfrentamiento que también sea favorable para él. Así que nos está mostrando que puede defender el perímetro, a los ala pivotes pequeños y también a los pivotes. Así que es muy valioso para nosotros en ambos extremos de la cancha".

El duelo ante los Raptors fue sumamente positivo para Horford, quien sumó 16 puntos en 6 de 9 lanzamientos a canasta, añadiendo 3 rebotes, 2 tapones, 2 asistencias y 1 robo en 23 minutos de juego. Aunque, sin duda, lo que más destacó de su encuentro fue su acierto exterior, logrando los 4 tiros que intentó desde más allá del arco, confirmando el encaje como espaciador que tanto pueden necesitar los Celtics ahora mismo.

"Puede que no sea el tipo más rápido del mundo, ni el más atlético ahora mismo, pero sabe como jugar a esto y ve el juego realmente fácil", destacó Grant Williams, junto con quien compartió también bastantes minutos.

El dominicano necesitaba volver a sentirse importante después de completar un año un tanto agridulce en el Thunder debido a la situación del equipo y la decisión de no jugar la segunda mitad del curso tras no encontrar un traspaso. El veterano vuelve a Boston con la esperanza de poner el broche de oro a una carrera impecable y sumamente productiva que hacen de él uno de los mejores interiores latinoamericanos de todos los tiempos en la NBA.

"Es igual de valioso si comienza en el cuatro o lo hace en el cinco", continuó Udoka sobre el veterano interior. "Simplemente nos da un rendimiento diferente. Obviamente, sus tiros, su forma de jugar, su inteligencia, sus pases y todas las cosas de las que he hablado desde el primer día que sabíamos que las iba a poner en práctica".

Pese a sus 35 años, Horford sigue desarrollándose y encontrando nuevas maneras de hacer crecer su juego. A su llegada a Boston en 2016 añadió el tiro exterior, algo que apenas había utilizado en su etapa en Atlanta Hawks y que le dio una dimensión diferente, logrando ser mucho más completo. El dominicano ha logrado establecerse como un tirador fiable a pies quietos, un arma muy útil en conjuntos como los Celtics con tantos generadores sobre drible y en bloqueo directo, lo que ayudará a ambas partes a sumar puntos.

"Cuando estuve aquí [hace unos años], lanzar triples era algo nuevo para mí, y los tiros llegaban de formas diferentes a las que se dan ahora", comentó el interior. "Realmente me aseguré de trabajar en lanzar rápidamente. No solo en el pick and roll, sino en movimiento si es necesario. Así que siento que soy un tirador mucho mejor de lo que era cuando estuve aquí la primera vez".

Los Boston Celtics son una incógnita total para la temporada 2021-2022 pues cuentan con un plantel larguísimo y equilibrado, con nombres suficientes como para poder competir por objetivos ambiciosos y poner en aprietos a más de uno en Playoffs.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Damian lillard
El peor inicio de Lillard en una temporada NBA
Nacho Losilla
nba 2k22
Códigos NBA 2K22
NBA.com Staff
Mills
Mills y un inicio triplero para los libros de historia
Juan Estevez
LaVine
Chicago, el primero en llegar al 4-0
Juan Estevez
Mobley
Cleveland sorprendió a un Denver desconocido
Juan Estevez
Tatum
Tatum le puso freno a LaMelo y sus Hornets
Juan Estevez
Más noticias