Boston Celtics

Al Horford tiene en Boston Celtics una gran oportunidad para volver a ser

Aún con 35 años y bastante más cerca del final que del inicio, todavía es posible reiniciar la trayectoria en la NBA. Todo jugador depende del contexto del que forma parte y para Al Horford ese contexto estuvo lejos de ser el ideal desde que se marchó de Boston Celtics. Ahora el dominicano regresa al último lugar en el que pudo mostrarse con tanto brillo y eso le da motivos para ilusionarse a él en lo personal y a toda la organización de los Celtics en general.

Es un fichaje "barato" de parte de los Celtics, que lo consiguieron básicamente a cambio de Kemba Walker, un jugador del que querían desligarse, y un pick de primera ronda del Draft. Es un fichaje importante, que llega para reforzar a Boston en una posición donde los Celtics nunca han logrado ponerse fuertes y sin dudas desde que el jugador nacido en Puerto Plata se marchó a Philadelphia en 2019.

También tiene la misma importancia para el vestuario: a diferencia de cuando se marchó el dominicano, Jayson Tatum y Jaylen Brown ya son dos All-Stars y Marcus Smart cada vez tiene más ascendencia en la franquicia en la que juega desde 2014, pero su presencia como veterano tendrá peso en un equipo donde será el único jugador mayor de 30 años. "Ya lo extraño", declaraba Tatum en 2019 apenas Horford se había marchado, "era uno de mis compañeros favoritos". Ahora se juntarán de nuevo con los Celtics soñando con lograr al menos el éxito alcanzado en los Playoffs de 2018, cuando liderados por Tatum, Brown, Horford y Terry Rozier llegaron al séptimo partido de las Finales del Este en su mejor campaña de Playoffs desde 2012. "Estoy feliz por tenerlo de nuevo", afirmó Tatum al conocer la noticia del regreso de Al a Massachusetts.

Más | Las clases de los equipos de la Conferencia Este rumbo a la temporada 2021-2022: candidatos al anillo, Playoffs, Play-in y más

¿Qué dejó el paso de Horford por Boston? No fue tan largo, durando apenas tres temporadas, pero dejó su huella por tratarse de la única presencia importante en la pintura que han tenido los Celtics desde que se marchó Kevin Garnett en 2013. El sistema de Brad Stevens lo tenía al latinoamericano como una pieza central, lo que no le daba números espectaculares (13,5 puntos, 7 rebotes, 0,7 robos, 1,2 tapones y 4,6 asistencias por partido, cercano al promedio que ha marcado durante toda su carrera un Horford que nunca fue de estadísticas impactantes) pero que si le permitía destacarse, llegando a ser All-Star en la temporada 2017-2018 y All-Defensive en esa misma campaña.

Los números del jugador formado en la Universidad de Florida durante sus pasos por Philadelphia y OKC Thunder fueron parecidos de hecho (12,6 puntos, 6,8 rebotes, 0,8 robos, 0,9 tapones y 3,8 asistencias de media), aunque su influencia lejos estuvo de serlo porque el primer equipo lo utilizó como ala-pivote en un quinteto que ya contaba con Joel Embiid y Ben Simmons, complicando el sistema hasta el punto de terminar siendo utilizado como sexto hombre en un partido de la serie de Playoffs que Boston les ganó por 4-0 en la "burbuja", mientras que el segundo lo desactivó a la mitad de la temporada priorizando el desarrollo de sus jugadores jóvenes y su posición en el próximo Draft: el balance de victorias-derrotas de Horford en Oklahoma fue de 11-17, no tan malo.

Al no ha tenido lesiones serias en este tiempo (desde la campaña 2013-2014 no se pierde mucho tiempo por problemas físicos) y no debería porque no poder jugar la cantidad de minutos que tuvo previamente en los Celtics (promedió 29 minutos por encuentro en la 2018-2019). De hecho debería jugar menos pero no por inconvenientes personales, sino por el desarrollo de Robert Williams III, el pivote del futuro para Boston y alguien que podrá aprender mucho de compartir el día a día con Horford.

Lo que si ha hecho el dominicano es desarrollar cada vez más su tiro exterior (36,8% de acierto en triples en 5,4 intentos por partido comparado al 38,2% que tuvo en Boston pero con 3,2 lanzamientos por encuentro) y ese juego y el de media distancia será clave para el ataque de los Celtics, ya que permitirá abrirle caminos a muy buenos definidores como Jayson Tatum y Jaylen Brown para llegar al aro sin tantos jugadores protegiéndolo y de esa forma sacar más diferencia. Lo más parecido a eso que había tenido Boston en este tiempo fue Daniel Theis (32,7% en 1,9 intentos por partido), lejano a la capacidad que tiene el latinoamericano a pie firme.

Horford también les volverá a dar una opción anotadora jugando en el poste bajo (en la última campaña jugó alló el 20,2% de sus posesiones quedando en el percentil 56,3 de la liga en cuanto a eficiencia para anotar) y esencialmente contribuirá al playmaking, otro aspecto en el que los Celtics estuvieron flojos en estos años volcando todo en lo hecho por Tatum y Brown. El desgaste deberá ser menor para ellos en ese aspecto y también deberán depender menos de Marcus Smart en ese aspecto que no es el mejor del jugador del dorsal número 36. Mismo para darle continuidad a las jugadas comenzadas por Tatum, Brown o Schroder desde el pick and roll es alguien de manos más confiables que lo que daban Theis o Tristan Thompson.

Ya no está Brad Stevens como entrenador, sino que ahora él es el principal directivo del equipo en la gestión deportiva y el head coach es el debutante Ime Udoka, al que Horford ya conoce por la temporada 2019-2020 en Philadelphia en la que Udoka era entrenador asistente. El dominicano lo elogió bastante al anunciarse la contratación: "pasamos mucho tiempo hablando sobre la defensa, las coberturas y cosas que pensábamos que funcionaban", recordó de esos tiempos. En la defensa es donde más se puede confiar que Horford logrará elevar a Boston, porque puede estar más lento pero no perdió su inteligencia ni sus mañas para proteger la pintura.

Horford necesitaba a este Boston que le de lugar en un equipo competitivo, Boston necesitaba a este Horford que sirva para tocar algunos puntos débiles de su armado. Hay razones que permiten la esperanza para ambas partes del acuerdo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ish Smith
Ish Smith, el hombre récord
Juan Estevez
NBA Legends
Prediciendo la lista completa del Top 75
Juan Estevez
Cade Cunningham finished with 24 points in the Pistons win over the Knicks
Los rookies con más espacio para mostrarse
Agustín Aboy
finch-111420-ftr-getty
Finch y el objetivo de Minnesota: el play-in
Agustín Aboy
Sylvia Fowles has the Minnesota Lynx on the right track.
Sylvia Fowles: la mejor defensora de la WNBA
Agustín Aboy
durant, irving, harden
¿Cuál será el ataque más eficiente de la 2021-2022?
Juan Estevez
Más noticias