);
Agencia Libre 2020

Agencia Libre 2020: los mejores 3&D disponibles en el mercado

En la era del espacio y la versatilidad, de la imposición atlética en la cancha de básquet, el término "3&D" llega sobreexplotado por los últimos años. Los jugadores aumentan su número de intentos desde el exterior y buscan defender la mayor cantidad de perfiles posibles. Sin embargo, cada vez hay más especialistas menos especializados.

Más | 10 veteranos a seguir en la Agencia Libre

Hay tiradores en la NBA, sin duda, lo que cuesta es encontrar buenos metedores. Hay excelentes defensores, lo difícil es tener a los complementos que realmente marcan las diferencias. También se aprecia la diferencia entre el rendimiento de temporada regular y los Playoffs. Los grandes equipos construyen su plantel pensando en la postemporada.

¿Podemos llamar 3&D a cualquier tirador y defensor?, ¿en qué casos se aplica la etiqueta y en cuáles se desestima? Los que para unos entran para otros quedan fuera y viceversa. Es el interminable debate de si estirar o no este concepto, algo que también puede aplicarse a estrellas o jugadores de rol. En este artículo presentamos a los mejores 3&D, en diferentes rangos, para la Agencia Libre 2020.

Opciones de jugador, ¿quiénes saldrán?

  • Otto Porter Jr: $26,631,244
  • Avery Bradley: $4,886,175
  • Kentavious Caldwell-Pope: $8,291,514
  • JaMychal Green: $4,886,175
  • Wesley Matthews: $2,628,872
  • Austin Rivers: $2,271,991

De los 20 nombres que aparecen en el texto tenemos a 6 en este corto listado, que incluye a varios de los mejores 3&D que ofrecerá el mercado. Comenzando por los campeones, los Lakers, tendrán las situaciones de Bradley y KCP. Aunque todavía falta confirmación oficial, Avery apunta a aceptar su opción y continuar. No jugó en Disney por decisión propia y la escuadra de Frank Vogel necesitará sus servicios la próxima temporada. Posibles salidas, como las de Rajon Rondo o el propio Caldwell-Pope, le abrirían un hueco importantísimo en el equipo.

Por su parte, KCP viene de ser potencialmente el tercer mejor jugador del equipo campeón. Termina los Playoffs con promedios de 10,7 puntos, 2,1 rebotes, 1 robo y 37,8% en triples (5,7 intentos). La inconsistencia con el tiro continúa, pero es un enérgico defensor exterior y su confianza en ataque parece en el punto más alto. Muy útil como titular y complemento de mucho peso. Según diferentes informes rechazará su opción de jugador para salir al mercado y buscar un contrato de más años y millones con los Lakers, aunque tendrán competencia.

Estaba llamado a ser el mejor alero 3&D de la competición, incluso alcanzar ese nivel de jugador por encima del complemento, pero debajo de estrella. Sin embargo, las lesiones penalizaron a un Otto Porter Jr que apenas pudo disputar 14 partidos en la 2019-2020. Su opción de jugador de más de 26,5 millones es irrechazable. Ningún equipo le ofrecerá algo así en el mercado. En su único tramo sano con los Bulls, equipo al que llegó en febrero de 2019, promedió 17,5 puntos, 5,5 rebotes, 1,2 robos y 48,8% en triples (5,3 intentos) en 32,8 minutos. Tiene 27 años y 7 temporadas de experiencia.

A este la edad no le sienta mal, aunque los años pasan por todos. Con 34 años recién cumplidos, Wesley Matthews termina su 11º temporada y está listo para más. Visto el rendimiento ofrecido con Milwaukee esos menos de 3 millones son una verdadera ganga. Se desconocen sus intenciones, pero si decide salir los Bukcs tendrán muy complicado encontrar un veterano así. Matthews es uno de los defensores perimetrales de élite que ha visto la NBA en la última década. Mantiene un altísimo nivel atrás y su acierto ha sido del 36,4% este curso. Quiere el anillo, como demostró al rechazar ofertas más lucrativas. Sirve de titular o desde el banco, su juego es el mismo, y su experiencia es siempre bienvenida. Si sale al mercado muchos equipos se tirarán encima suyo.

De perfil más bajo son Austin Rivers y JaMychal Green, sobre todo este último. Austin quizás encaja peor en el molde de 3&D, pero puede adaptarse y ofrece muchos recursos sobre drible. Jugador infravalorado por sus tareas defensivas, donde es capaz de anular estrellas rivales en su posición, y con un talento ofensivo que le permite explotar algunas noches de forma salvaje, mientras en otras la pólvora queda completamente mojada. ¿Lo empujarán las dudas en Houston a rechazar su baja opción de jugador? Por su parte, Green es uno de los interiores de complemento que mejor refleja el 3&D en la era moderna: tenacidad en el rebote, acierto exterior (39,4% desde 2018) y mucho carácter. Ideal para 20 minutos desde el banco.

Perfiles bajos con opción de sorprender

Los jugadores presentes en esta lista están orientados a un papel menor. Alguno puede aspirar a más relevancia dentro del esquema, ya juegue en un equipo de récord negativo o tenga un papel concreto en un candidato y el poder mediático haga sonar más su nombre. Los candidatos no suelen tener mucha masa salarial disponible, por lo que siempre hay que buscar gangas inesperadas en el mercado.

  • Kent Bazemore: sale reforzado tras un notable final de temporada con Sacramento. Por debajo de los 2 metros, tiene brazos largos y siempre ha destacado su defensa individual y lecturas para robos en ayudas. Es capaz de servir como apoyo con el balón en las manos y tiene mucho poder atlético. Inconsistente desde el triple, comenzó con un 32,7% el curso en Portland y lo terminó con 38,4% con los Kings.
  • Solomon Hill: papel testimonial en la 2019-2020 con Memphis y Miami. En las Finales recibió minutos por las lesiones, aunque prácticamente no se lo pudo ver. Ha mostrado signos de progresión en el tiro después de ingresar en la NBA como especialista defensivo de lanzamiento exterior inexistente. Ronda los 2 metros (1,98) y destaca por su fuerza.
  • Maurice Harkless: los Clippers lo traspasaron a mitad de temporada a Nueva York para hacerse con Marcus Morris. Harkless destaca por el poderío atlético: 2,02 metros, buena envergadura y fuerza que le permiten asumir distintos emparejamientos. Lee el juego y sabe moverse sin balón, aunque va más limitado con el tiro. Alcanzó el 41,5% una temporada en Portland, pero es un lanzador de bajo volumen y acumula más años por debajo del 35% que por encima.
  • Meyers Leonard: su paso por Miami revitaliza una carrera que parecía terminada en Portland. Es cierto que jamás ha alcanzado lo que se esperaba de este pick 11 del Draft, pero Leonard es uno de los mejores cincos tiradores y es agresivo atrás, aunque tiene limitaciones de velocidad y, simplemente, se queda corto para enfrentarse a otros pivotes. Sólido papel con el Heat durante la temporada regular con 6,1 puntos, 5,1 rebotes y 41,4% en triples (2,5 intentos) en 20,3 minutos.
  • Garrett Temple: único jugador de esta lista que no es agente libre (opción de equipo por $4,767,000 para Brooklyn). Entre los veteranos más respetados de la NBA, la defensa y el liderazgo de Temple son sus principales virtudes. Jugador muy querido por cada vestuario que pasa. De explosión tardía y paso por Europa en 2011, tiene más de defensa que tirador, aunque ha demostrado saber encestar si no es el tirador principal. Entre 2014 y 2018 promedió un 36,9% con 3 intentos por noche.
  • Glenn Robinson III: otro jugador de roles concretos y cuyo papel no puede ser el de primer tirador, pero que por otro lado necesita confianza para funcionar. Aportó en Indiana durante tres temporadas (2015-2018) siendo jugador de banco de 16,6 minutos y 39,3% en triples. Empezó el año en Golden State, con muchos minutos y balón, para terminarlo sin jugar en Philadelphia. Definición de fondo de armario.
  • Jevon Carter: uno de los mejores bases defensivos de la competición, desconocido por jugar en Phoenix y tener un papel discreto de 16,3 minutos. Sus limitaciones ofensivas le quitan minutos, pero ha ido subiendo porcentajes desde el triple atreviéndose a tirar más y, de la mano, llegó un aumento del tiempo de juego. Experto en presionar a toda la cancha y 42,5% desde el exterior (2,5 intentos). Necesita calidad ofensiva al lado para destacar su trabajo.
  • Courtney Lee: tiene 35 años, pero lleva sin tener peso real en una rotación desde la temporada 2017-2018 con los Knicks (30,4 minutos). En Dallas apenas juega, aunque siempre destacan sus dotes de vetaro. Siempre ha tenido tenacidad en la defensa individual, además de no perder su tirito (44,7% con pocos intentos). ¿Recibirá más tiempo ante del final de su carrera?

La primera línea de los 3&D

Paul Millsap

  • Edad: 35
  • Números 2019-2020: 11,6 puntos, 5,7 rebotes, 43,5% en triples (2,4 intentos)

¿Es Millsap un 3&D? Algunos dirán que no, pero su evolución por edad tiende cada vez más a ese perfil. Nunca ha sido un especialista en el tiro, de hecho, en Playoffs ha caído al 34,1%. Sin embargo, a los 35 años y tras caer una y otra vez en Playoffs sin alcanzar las Finales está ante la mejor ocasión de unirse a un candidato.

Aporta mucho en defensa y en rebote. Es un veterano muy útil cuyos días de All-Star quedan atrás. Sigue teniendo mucho valor por el empaque que ofrece atrás en la era actual, ya que funciona al lado de otro pivote y como único interior en formaciones de small-ball.

Jae Crowder

  • Edad: 30
  • Números 2019-2020: 10,5 puntos, 5,9 rebotes, 34,3% en triples (6,1 intentos)

Hay que diferenciar entre el Crowder de Memphis y el de Miami. Con los Grizzlies se quedó en un pobre 29,3% en triples, pero con el Heat subió al 44,5%. Es cierto que en Playoffs también ha caído (34,2), pero es que Crowder nunca ha sido un especialista en el tiro. Es más, llegó a la NBA con muchos problemas en esta faceta. Su defensa y juego duro son intangibles valiosísimos. Parece que hay interés por ambas partes para su continuidad en Florida.

Casualidad o no, Crowder solo ha lanzado bien desde el triple cuando ha jugado para Boston y Miami, que seguro están entre las cinco mejores franquicias de la liga en términos de cultura de trabajo e identidad. ¿Es un 3&D? Depende del equipo con el que le veamos la próxima temporada. Pese a quedarse fuera del último artículo de los mejores en esta etiqueta, ahora entra por méritos propios.

Aron Baynes

  • Edad: 33
  • Números 2019-2020: 11,5 puntos, 5,6 rebotes, 35,1% en triples (4 intentos)

El australiano será uno de los más codiciados en verano. Pese a que los problemas físicos han cortado su mejor temporada en la NBA, la primera en la que ha superado los 20 minutos de promedio, Baynes se destapa como revelación. En su rol más disminuido en Boston ya había enseñado su defensa. Estaban encantados los verdes con él. Pero es en Phoenix donde ofrece su versión de francotirador.

Si se mantiene sano pocos pivotes de complemento, por no decir ninguno, ofrecen su combinación de defensa y acierto desde el triple. Eso sí, al igual que fue fundamental para los Suns a principios de curso, cuando las lesiones lo atacaron fue de los más sangrantes. Fundamental ver cómo se encuentra físicamente. Por estilo encaja a la perfección en Miami.

Juancho Hernangómez

  • Edad: 25
  • Números 2019-2020: 6 puntos, 4,1 rebotes, 34,1% en triples (2,7 intentos)

Parecido al caso de Crowder, con Juancho hay que diferenciar entre la primera mitad de temporada sin jugar en Denver y los 14 partidos en los que fue titular con los Timberwolves (12,9 puntos, 7,3 rebotes y 42% en triples). Es el más joven de esta lista y está llamado a ser uno de los 3&D referencia de la NBA en la próxima década.

El mediano del clan Hernángomez tiene las medidas físicas, el carácter de jugador de equipo, movimiento sin balón, potencial defensivo y la mira ajustada desde las esquinas, donde tiene margen de mejora. Encaja de maravillas en las renovadas ideas de Minnesota y, siendo agente libre restringido, la sorpresa sería verlo salir.

Markieff Morris

  • Edad: 31
  • Números 2019-2020: 9,7 puntos, 3,8 rebotes, 38,6% en triples (3,9 intentos)

El caso más singular. Después de tener un papel prometedor como rookie con los Suns en la 2011-2012, con quienes tuvo un 34,7% en triples, Markieff no consiguió establecerse como tirador y encontró en la media distancia a su mejor aliado: entre 2012 y 2019 promedia un 33,7% en triples. Sin embargo, fue llegar los Playoffs y enchufar más que nunca.

Uno de los jugadores más reforzados tras su paso por Disney, Markieff siempre ha ofrecido dureza atrás. Jugar en los Lakers al lado de dos monstruos como LeBron James y Anthony Davis, además del gran trabajo de Frank Vogel y su staff técnico, facilita el trabajo, y Morris estuvo notable. Dentro de sus ideas, y su en ocasiones incomprensible toma de decisiones, ese descaro a la hora de tirar de tres ha sido un soplo de aire fresco. Vogel lo usó como titular y ganó minutos al lado de AD: ha jugado casi el mismo número de partidos de Playoffs este año (21) que en el resto de su carrera (24), y lo hizo con más acierto que nunca (42% con 3,3 intentos en 18,3 minutos).

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Russell Westbrook
Westbrook: su llegada a Washington y su legado
Leandro Fernández
Luka Doncic, Zion Williamson, Trae Young, Ja Morant
Cómo desbloquear otro nivel en Luka, Zion, Trae y Ja
Leandro Fernández
John Wall, Bradley Beal
Beal y la dualidad por el traspaso Wall-Westbrook
Leandro Fernández
Carmelo Anthony
Melo y la continuidad en Portland: "No fue difícil"
Leandro Fernández
simmons
Simmons, centrado en unir fuerzas con Embiid
Sergio Rabinal
Paul George
George: "Me quiero retirar en los Clippers"
Sergio Rabinal
Más noticias