);
NBA

A 60 años del debut de Jerry West y Oscar Robertson, ¿quién tuvo una mejor carrera NBA?

El 19 de octubre de 1960, exactamente 60 años atrás, se disputaba uno de los juegos de apertura de temporada más significativos que se hayan visto en la NBA. La campaña 1960-1961 se abría con un duelo entre los Cincinnati Royals y Los Angeles Lakers, quienes tenían su presentación oficial luego de abandonar Minneapolis. Sin embargo, la historia de esa noche no estaba ligada al poderío de dos equipos que de hecho, terminarían con marca perdedora ese año. No... la historia pasaba por ver en acción por primera vez a quienes habían sido elegidos con el primer y segundo pick del Draft de 1960: nada menos que Oscar Robertson (1° por los Royals) y Jerry West (2° por los Lakers).

La victoria quedó en manos de Cincinnati por un contundente 140-123, pero la atención estuvo puesta en el rendimiento de los novatos. West sumó 20 puntos y 5 asistencias para los angelinos, mientras que Oscar dio una demostración de la que sería la gran huella de su carrera: el triple-doble, finalizando con 21 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias. Si bien los máximos anotadores de la jornada fueron Jack Twyman (30 puntos) por el ganador y Elgin Baylor (35 puntos más 17 rebotes) por LA, los rookies habían demostrado que la enorme expectativa depositada en ellos por sus franquicias era justificada.

Lo que vendría a partir de ese 19 de octubre serían un par de las carreras más legendarias de todos los tiempos, en ambos casos marcando un antes y un después en la competencia. Carreras que además tienen enormes paralelismos: no solo debutaron en el mismo partido, sino que ambos se retiraron en la misma temporada (1973-1974) y el último encuentro de West llegó ante Oscar, en los Playoffs de 1974. ¿Más? Los dos ganaron un solo título, ambos fueron máximos anotadores de una campaña en una ocasión, los dos ganaron un MVP (Oscar de Fase Regular y West de Finales), mientras que West formó parte de 12 Quintetos All-NBA y Robertson de 11. De más está decir que ambos forman parte del Salón de la Fama, ingresando en... el mismo año (1980), por supuesto.

Ante tanta igualdad y grandeza surge la pregunta, ¿hay algún punto que incline la balanza en favor de uno u otro, a la hora de armar los rankings históricos?, ¿se pueden encontrar diferencias significativas que nos ayuden a tomar una decisión?, ¿cuál de los dos ha dejado un legado más grande? Más allá de que no hay una verdad absoluta y que como siempre en estos casos la misma será subjetiva, tratamos de aproximarnos a una respuesta lógica.

Como sucedió aquel 19 de octubre de 1960, es tiempo de poner a Oscar Robertson y Jerry West frente a frente.

Versatilidad posicional

Empezamos por una coincidencia más: ambos eran bases, pero tenían la versatilidad suficiente para ocupar otras funciones. De hecho, Robertson fue uno de los jugadores más completos de todos los tiempos (primero en promediar un triple-doble en una campaña), revolucionando el puesto de armador debido a su físico. Medía 1,96 y pesaba 92 kilogramos, valores que por ese entonces estaban mucho más vinculados a aleros o incluso a internos. No es ilógico decir que Oscar fue en los '60 lo que Magic fue en los '80 y LeBron en los 2000s.

West, por su lado, tenía un cuerpo mucho más normal para un base: 1,88 de estatura y 79 kilos. Sin embargo, su versatilidad pasaba por dos puntos fundamentales: el largo de brazos (se dice que tenía una envergadura de 2,06 metros) y sobre todo, su increíble mano a larga distancia. El oriundo de West Virginia fue uno de los primeros francotiradores de la liga, con un lanzamiento en salto purísimo, que le permitía levantarse ante el más mínimo espacio ofrecido por la defensa, sin importar el sector del campo. Estos dos factores hicieron que no solo jugara de base, sino que también lo hiciera como escolta.

De todas maneras, si de versatilidad hablamos, no hay dudas sobre quién lleva la delantera.

Ventaja: Oscar Robertson.

Anotación

La disputa también es pareja en este sentido. Robertson promedió 28 puntos o más en sus primeras ocho temporadas NBA, mientras que West tuvo una media de 27,7 unidades en esas primeras ocho campañas. La segunda mitad de sus carreras, sin embargo, marca una clara diferencia en favor de Jerry: 26,1 puntos en sus últimos seis años, contra 19,3 de Oscar. West se retiró con un promedio de 27 puntos por partido en sus 932 presentaciones, mientras que Robertson lo hizo con 25,7 tantos en 1040 juegos. Si nivelamos los minutos de uno y otro, las cifras finales también favorecen al hombre de los Lakers: 24,8 puntos por cada 36 minutos contra 21,9.

En cuanto a la manera en la que conseguían sus puntos, hay que decir que los dos vivían en la línea de tiros libres (más de 8 intentos por partido para ambos), pero mientras que Oscar sacaba provecho de su físico, jugando muchas veces posteado y de espaldas al aro, West tenía un repertorio mucho más de frente al aro. Y si bien ambos anotaban constantemente desde la media distancia, el rango de tiro del de los Lakers lucía algo superior al del nacido en Charlotte.

Un último punto en favor de West: jugó con anotadores muy superiores a los de Oscar, especialmente en los primeros años de las carreras de ambos. Sin ir más lejos, en 12 de sus 14 años en los Lakers compartió equipo con un asesino ofensivo como Elgin Baylor, mientras que Robertson recién tuvo a un compañero de ese estilo cuando llegó a los Milwaukee Bucks de Lew Alcindor (Kareem Abdul-Jabbar), para los últimos cuatro años de su legajo NBA.

Ventaja: Jerry West.

Más | Kareem Abdul-Jabbar: el hombre de los dos nombres, los múltiples MVP y una vida ecléctica

Conducción

Al ser bases, también tenemos que hablar de la habilidad de uno y otro para conducir a sus equipos. En este sentido las diferencias son grandes: Robertson se retiró promediando 9,5 asistencias por partido y lideró la liga en ese rubro en siete ocasiones. ¿West? 6,7 asistencias de media y solo en una ocasión estuvo al frente de la competencia.

Además, en los 14 años de West, los Lakers terminaron en promedio en el puesto 4,6 en asistencias de la liga. Nada mal, ¿no? Bueno ese número en el caso de Robertson baja a 3, con cinco veces terminando al tope del ranking (solo dos ocasiones para Los Angeles de Jerry). West fue un buen pasador, pero Robertson cambió la posición y aún sin ser un mago al estilo Magic Johnson, fue el primero de esos mariscales de campo ofensivos que acaparan la bola y toman decisiones con ella en cada posesión de sus equipos.

Ventaja: Oscar Robertson.

Defensa

Aunque por físico uno podría esperar que la ventaja en esta área la tuviera Robertson, la historia es bastante diferente. Oscar fue mejor rebotero (7,5 en su carrera vs 5,8) y claramente más versátil, pero en el resto de los aspectos defensivos la diferencia la marca West. De hecho, el Big O supo recibir algunas críticas por su esfuerzo y concentración en este campo, mientras que todo lo contrario ocurría con el jugador de los Lakers.

Ejemplo de esto nos muestran los Quintetos All-Defensive, creados en el año 1969. West fue elegido a los mismos en cinco de los seis años en los que estuvo activo, mientras que Robertson jamás formó parte de uno. ¿Más evidencia? En sus 14 años en los Lakers, los equipos de West recibieron -0,8 puntos por 100 posesiones por debajo de la media de la liga, mientras que los de Robertson estuvieron 0,8 tantos por arriba de ese promedio.

Y un último dato: los robos y las tapas empezaron a contabilizarse en la última temporada como profesional de ambos, la 1973-1974. West tuvo una media de 2,6 recuperos y 0,7 tapones ese año, contra un Robertson que apenas llegó a 1,1 robos y 0,1 tapas.

Ventaja: Jerry West.

Rendimiento en Playoffs

Si de Fase Regular hablamos, probablemente Robertson tenga una leve ventaja, empezando por el hecho de que ganó un MVP (nueve veces en el Top 5 de la votación), mientras que West jamás lo consiguió (ocho ocasiones Top 5). Sin embargo, la historia cambia de manera rotunda a la hora de hablar de la postemporada: el base de los Lakers alcanzó nueve Finales, mientras que Robertson solo dos y ya en el ocaso de su carrera (siendo segunda figura detrás de Kareem).

De hecho, las nueve Finales de West (de las cuales apenas pudo ganar una en 1972), tranquilamente podrían haber sido más de no ser varias lesiones inoportunas que hicieron que casi no tenga acción en los Playoffs de 1967 (un partido, un minuto), 1971 (0 minutos) y 1974 (un partido, 14 minutos totales). Las únicas dos veces en las que sus Lakers fueron eliminados con él en cancha fueron en su año de novato en 1961 y en 1964, en ambos casos por los St. Louis Hawks de Bob Pettit.

Y si bien es cierto que parte de eso se explica por los mejores compañeros que tuvo West, la realidad es que hay una distancia entre el rendimiento personal de uno y otro, en relación a lo que hacían en la Fase Regular. De hecho, el Logo promedió 29,1 puntos en sus 153 partidos de Playoffs, anotando un número de lanzamientos ganadores que lo llevaron a ganarse el mote de Mr. Clutch. La anotación de Oscar, en cambio, bajó a 22,2 tantos en 86 presentaciones, sufriendo varias frustraciones, especialmente en sus años en Cincinnati donde nunca superó las Finales del Este.

Las diferencias saltaron a la vista en el primer enfrentamiento que tuvieron en Playoffs, en la postemporada de 1972: los Lakers vencieron a los campeones Bucks por 4-2, con West promediando 21,8 puntos y 8,3 asistencias. ¿Robertson? Solo 9 tantos y 5,7 asistencias. Técnicamente, también se cruzaron en 1974, con victoria para Milwaukee por 4-1, pero el base de Los Angeles apenas pudo jugar 14 minutos en el Juego 3... partido que curiosamente fue el único que ganaron los Lakers en esa serie.

Las estadísticas avanzadas dan el último golpe: West acumuló 26,7 win shares en su carrera de postemporada, mientras que Robertson apenas pasó de la mitad (13,6).

Ventaja: Jerry West.

Conclusión

Como vemos, hay argumentos en favor de uno y otro y como se esperaba, la disputa es extremadamente pareja. Robertson fue un jugador ofensivo más completo y versátil, además de dejar un legado superior al de West, en términos de impacto en la manera de ver la posición del base. Sin embargo, su mayor enfoque defensivo y sobre todas las cosas, el rendimiento de uno y otro en Playoffs, le ofrecen una ventaja al guardia angelino, quien además mantuvo un nivel de MVP por varios años más que su contraparte.

Al final del día, todo se reduce a cómo cada uno arme sus rankings. El pico de rendimiento de Oscar en Fase Regular probablemente haya sido superior, pero bien sabemos que los legados y el impacto de las leyendas quedan determinados por lo que hacen en la postemporada. Y aún con su récord de 1-8 en Finales, allí no hay dudas: ventaja Jerry West.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

John Stockton Magic Johnson
Stockton, Magic y las 12 asistencias por partido
Agustín Aboy
Boston Celtics Draft 2020
Los rookies de Boston, listos para contribuir
Agustín Aboy
Reggie Perry
Los Nets suman al MVP del último Mundial U19
Agustín Aboy
Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
LaMelo Ball Kevin Durant Anthony Edwards
Lo mejor para ver en la pretemporada
Agustín Aboy
Más noticias