NBA

Los 5 equipos más y menos anotadores de la historia de la NBA

Anotar más puntos que el equipo rival es lo que lleva a un conjunto a la victoria en el básquetbol: es el único objetivo del juego y absolutamente todo lo que sucede está hecho únicamente para conseguir esto o para lograr impedir que el rival o haga.

Bajo esa lógica y poniendo la mira solamente en la faceta de ataque de este deporte es lógico que los cinco equipos que menos puntos por partido hayan promediado en una temporada de la NBA desde la campaña 1954-1955 (cuando se introdujeron los 24 segundos por posesión) no hayan tenido éxito, pero puede sorprender un poco más ver que entre los cinco que más han anotado a lo largo de toda una Fase Regular se cuelan algunos a los que no les terminó yendo de una forma genial.

Antes de comenzar la temporada número 75 en la historia de la NBA repasamos quienes son los cinco equipos que más puntos han promediado por partido a lo largo de una temporada y los cinco que menos han hecho, revisando como es que llegaron a esos números.

Más | Las 20 acciones ofensivas más devastadoras de la NBA: aclarados de Kevin Durant, pick and roll de Steph Curry y más

Alex English Toni Kukoc

Los ataques menos efectivos:

5 - Miami Heat 2002-2003: 85,6 puntos por partido

Con Eddie Jones (18,5 puntos por partido) y un Caron Butler (15,4 puntos) rookie como principales bastiones ofensivos, Miami Heat no iba a llegar muy lejos en la temporada 2002-2003. El equipo dirigido por Pat Riley tuvo una de las diez mejores defensas de la liga según su rating defensivo, pero su baja media anotadora apenas le permitió ganar 25 partidos de 82. Miami no ganó ningún partido de aquella temporada anotando menos de 77 puntos: tuvo 21 encuentros de esos, incluyendo 10 en los que no alcanzó la barrera de los 70 tantos que hoy no es raro ver que sea superada en la primera mitad del partido.

Ese equipo del Heat promediaba apenas unos 4,2 triples acertados por partido (2,1 eran de Jones), encestaba apenas el 41,2% de sus tiros de campo y tenía el promedio de asistencias (18,3) más bajo de toda la NBA en aquella campaña. Travis Best, Brian Grant y Malik Allen solían completar el quinteto titular del Heat en la temporada previa al arribo de Dwyane Wade, con quienes serían campeones tres años más tarde.

4 - Toronto Raptors 2003-2004: 85,4 puntos por partido

La Conferencia Este presenta a otro equipo de inicios de siglo entre los que menos puntos han anotado de promedio durante una temporada. Para la campaña 2003-2004 los Raptors todavía contaban con Vince Carter pero no se armaban bien alrededor suyo: todavía costaba llevar agentes libres a Canadá y para colmo tampoco hacían muy bien su trabajo en el Draft. En 2003 si acertarían, escogiendo a Chris Bosh con el pick 4, pero el futuro jugador del Heat como novato apenas aportaría 11,5 puntos por partido en un equipo que terminó con récord de 33-49 sostenido por la séptima mejor defensa de la NBA en ese año.

El trabajo defensivo fue echado a perder en unos Raptors que registraban apenas un 41,8% de acierto en tiros de campo, que tiraban bastante de tres puntos para lo que era la época (15,8 intentos por partido, la novena cifra más larga de la liga). Carter, de 22,5 puntos por partido, fue el séptimo máximo anotador de la NBA, pero todo el juego ofensivo se concentraba en él, en Bosh, en Jalen Rose y en Donyell Marshall. El segundo equipo menos anotador de esa campaña, Philadelphia 76ers, promedió 2,6 puntos más por partido que Toronto.

3 - Chicago Bulls 1999-2000: 84,8 puntos por partido

La era post Michael Jordan fue realmente dura en Chicago, con una franquicia que había quedado sin rumbo luego de ganar seis títulos entre 1991 y 1998. Toni Kukoc había quedado como líder del equipo y entre él (18 puntos por partido pero con un 38% en tiros de campo) y el rookie Elton Brand, pick 1 del Draft 1999 (20,1 puntos por partido) sumaban casi la mitad de los puntos de los Bulls en la temporada hasta que el europeo fue traspasado a Philadelphia 76ers a mitad del curso. No hace falta aclarar que Chicago apenas ganó 17 partidos de 82 en esa campaña.

Esos Bulls dirigidos por Tim Floyd fueron los que más balones perdieron en la 1999-2000 (19 pérdidas por encuentro jugando a un ritmo de 89,4 posesiones por partido) y los que más lanzamientos fallaron, con apenas un 41,5% de acierto en tiros de campo siendo a su vez los que menos lanzaban a canasta (75,4 tiros por partido). Brand, Ron Artest, Dickey Simpkins, Randy Brown y Hersey Hawkins eran fijas de esos Bulls por los que por ejemplo pasó John Starks, aunque apenas por cuatro partidos.

2 - Denver Nuggets 2002-2003: 84,2 puntos por partido

Miami Heat no fue el equipo con menor poder de ataque en la temporada 2002-2003: Denver Nuggets sumó 1,4 puntos menos por partido y así quedó con un récord de 17-65 como el de los Bulls del 2000. Al año siguiente con la llegada de Carmelo Anthony los Nuggets ganarían unos 26 partidos más y así llegarían a los Playoffs, pero en la 2002-2003 todavía no contaban con uno de los máximos anotadores de la historia de la liga.

Juwan Howard, Nené, Junior Harrington y Vincent Yarbrough eran algunas de las piezas infaltables de los Nuggets dirigidas por Jeff Bzdelik, alguien que es señalado hoy en día como un especialista defensivo que incluso logró dejar sexto a Denver en el rating defensivo de toda la liga, pero en ataque no tenían un playmaker y lo sufrían. Howard promediaba 18,4 puntos por encuentro y, de los que terminaron la temporada en la franquicia, solamente Nené llegó a las dos cifras además de Juwan. Denver no impuso respeto desde la línea de tres puntos (apenas un 27,8% de acierto) y tampoco aprovechaba sus chances en la línea de tiros libres: allí erraron el 30,1% de los intentos.

1 - Chicago Bulls 1998-1999: 81,9 puntos por partido

Por porcentaje de victorias la temporada 1999-2000 fue peor para los Bulls, pero en la campaña 1998-1999, recortada a 50 partidos por el lockout y con varios jugadores llegando fuera de forma, establecieron el récord NBA moderno de la peor cifra anotadora de promedio. También con Floyd como entrenador, aquellos Bulls perdieron por ¡82-49! ante Miami Heat en abril de 1999.

Registrar un 42,2% de acierto en tiros de dos puntos y un 28,9% en triples es casi una garantía de derrotas y Chicago perdió y perdió en esa temporada: 13 triunfos y 37 derrotas con Kukoc (18,8 puntos por partido) y Ron Harper (11,2 tantos) como eslabones del equipo campeón de la campaña anterior y otros como Brent Barry (11,1 puntos de media) empezando a aparecer. Ninguno de los tres encestó más del 42% de sus tiros de campo en la campaña 1998-1999, demasiado baja hasta para los estándares de la época en un equipo que ni siquiera estaba entre los 15 mejores en los registros defensivos.

Para comparar, los 81,9 puntos por partido que anotó Chicago en esa campaña son unos 21,9 tantos menos por encuentro que los que promedió el equipo menos anotador de la 2020-2021: Cleveland Cavaliers. Hasta en la campaña 1948-1949 hubo equipos que sumaron más que aquellos Bulls. Sin separar a la etapa previa del reloj de tiro la peor marca histórica es de Boston Celtics 1946-1947, de 60,1 puntos por partido.

Los ataques más anotadores:

5 - Denver Nuggets 1983-1984: 123,7 puntos por partido

Milwaukee Bucks es el campeón vigente de la NBA y fue el equipo que más puntos por partido promedió en la última Fase Regular: 120,1 tantos. Se trata de la cifra más alta de este siglo, unos 1,4 puntos mayor que los 118,7 puntos de los mismos Bucks en la 2019-2020, pero queda lejos a la hora de llegar a un top cinco histórico copado por equipos de hace, al menos, 37 años atrás.

Denver Nuggets inaugura la lista en su versión de la temporada 1983-1984, 0,5 puntos más arriba que la de la campaña 1982-1983. Con el entrenador Doug Moe apuntando a jugar a un ritmo frenético, buscando constantemente lanzar al aro y también sin mucho esfuerzo defensivo, Denver fue una máquina de anotar y recibir puntos a inicios de la década del 80. En la temporada que incumbe a este puesto fueron dueños del segundo mejor rating ofensivo y del segundo peor rating defensivo y quedaron con récord de 38-44, aun así llegando a Playoffs para perder por 3-2 en primera ronda.

Kiki Vandeweghe y Alex English eran compañeros de equipo en Denver y eso no fue problema para que aparezcan los dos en el top 5 de máximos anotadores de la liga: 29,4 puntos por partido para el primero y 26,4 para el segundo en un equipo que metió menos de 75 triples en toda la temporada y que con su 49,3% de acierto en tiros de campo estaba en el promedio de la NBA. Este equipo de Denver perdió un partido de triple prórroga por ¡186-184! el 13 de diciembre de 1983.

4 - Boston Celtics 1959-1960: 124,5 puntos por partido

Boston fue campeón en 1960, venciendo por 4-3 a St. Louis Hawks en las Finales luego de haber ganado 59 partidos de 75 en la Fase Regular. Con Tom Heinsohn, Bob Cousy, Bill Sharman, Frank Ramsey y Sam Jones entre otros rodeando al estandarte defensivo Bill Russell (que igual anotaba 18,2 puntos por partido), los Celtics de Red Auerbach tuvieron a seis jugadores promediando al menos 10 tantos por partido en esa campaña dominadora en una era donde el triple todavía estaba lejos de existir en el básquet. Curiosamente esos Celtics no fueron el equipo de mayor acierto en sus tiros al aro en la temporada 1959-1960: acabaron con un 41,7% inferior al 42,1% de New York Knicks y al 41,9% de los Hawks.

3 - Philadelphia 76ers 1966-1967: 125,2 puntos por partido

Nos vamos a quedar por un tiempo en la década del 60, dueña de un básquetbol bastante frenético en líneas generales. Desde Boston no hay que viajar demasiado para llegar a Philadelphia donde tenemos a otro equipo campeón, a los Sixers de Wilt Chamberlain (24,1 puntos, 24,2 rebotes y 7,8 asistencias de promedio), Hal Greer, Chet Walker y Billy Cunningham, tres jugadores que encestaron al menos 18,5 puntos por partido con un acierto de campo del 45% en la fase regular 1966-1967 que tuvo 68 triunfos de los Sixers en 81 partidos. Estos Sixers si que fueron por lejos el equipo de mayor acierto de esa campaña: su 48,3% en tiros de campo fue muy superior al 45,3% de los Knicks, escoltas. El dominio interior de Chamberlain facilitaba todo.

2 - Philadelphia Warriors 1961-1962: 125,4 puntos por partido

Cuando hablamos de los Philadelphia Warriors hablamos de la ciudad de los 76ers pero no de la misma franquicia: estos fueron los antecesores de Golden State Warriors, habiéndose mudado recién de la costa este a la costa oeste a la campaña siguiente de haber marcado temporalmente un récord con los 125,4 puntos por partido que promediaron durante la temporada 1961-1962.

Esa campaña de Wilt Chamberlain parece irrepetible: el pivote de 25 años promedió ¡50,4! puntos por partido en 80 encuentros, llegando a los históricos 100 en marzo contra New York Knicks pero también superando los 60 en otras 12 ocasiones. Paul Arizin, miembro del Salón de la Fama, lo acompañó con unos 21,9 puntos por partido en su última temporada en la NBA y así los Warriors ganaron 49 partidos. Su temporada acabó a un paso de las Finales: cayeron por 4-3 en la ronda previa contra Boston Celtics, equipo que en el inicio de esa serie dejó a Philadelphia en apenas 89 tantos para comenzar con el pie derecho. Estos Warriors fueron el primer equipo de toda la historia en anotar 10.000 puntos en una Fase Regular: solamente lo repitieron los Sixers en 1966-1967 y 1967-1968 y los Nuggets entre 1981 y 1984.

1 - Denver Nuggets 1981-1982: 126,5 puntos por partido

El top 5 inicia y también llega a su cima con los Denver Nuggets de Alex English y Kiki Vandeweghe dirigidos por Doug Moe. David Thompson, uno de los máximos anotadores de la NBA en la década del 70, todavía estaba quemando sus últimos cartuchos en Denver (14,9 puntos como sexto hombre, con 27 años pero llevando una vida bastante turbulenta) en la campaña 1981-1982 para lo que fue la primera campaña completa de Moe en Denver, en un equipo ya liderado por English (25,4 puntos) y Vandeweghe (21,5 puntos) pero también con mayor presencia de Dan Issel (22,9 puntos) en la zona pintada que en años posteriores del proyecto (Issel se retiró en 1985 a los 36 años).

Como en la campaña ochentosa de Denver repasada al inicio de este ranking, en los Playoffs no tuvieron éxito: cayeron por 2-1 en primera ronda contra Phoenix Suns, algo que podía pasarle a unos Nuggets que al mismo tiempo eran dueños del ataque más eficiente y de la defensa menos eficiente de toda la NBA: anotaban un 52% de sus tiros de campo y permitian que sus rivales encesten el 52,4% de los suyos. Los triples ya existían pero rara vez se usaban: Denver lanzó 40-149 en esa temporada 1981-1982 con 23 de los aciertos siendo de John Roche, un veterano escolta suplente especialista en la materia.

Los Nuggets aun no han disputado unas Finales de la NBA, pero tener al equipo más anotador de todos los tiempos y también al segundo peor en estos registros es una forma de dejar una huella en la historia de la liga.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luis Scola
Luis Scola oficializó su retiro como profesional
Juan Estevez
Estrenos
Los 10 estrenos anticipados de la pretemporada
Juan Estevez
SGA
Gilgeous-Alexander y su habilidad histórica
Juan Estevez
Carmelo Anthony
Carmelo: "Será divertido jugar en Lakers"
Nacho Losilla
Aleros
Los aleros que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
nba 2k22
Códigos NBA 2K22
NBA.com Staff
Más noticias