);
San Antonio Spurs

Las 3 grandes rivalidades de San Antonio Spurs en la era de Manu Ginóbili y el "Big Three"

Los Playoffs de la temporada 2019-2020 de la NBA pueden tener una gran disrupción con las ediciones a las que llevamos acostumbrados. Y no hablamos de un hipotético formato nuevo. Sino a que, con las posiciones actuales, San Antonio Spurs estaría quedando fuera de la clasificación, algo que no sucede desde 1997, cuando aún no había debutado ni Tim Duncan.

La postemporada tiene un sabor especial, más allá de que está el campeonato en juego, por las rivalidades que se van formando con el paso de los años. Para eso es necesario que los equipos se crucen un par de veces y haya oportunidades de revancha o de marcar una superioridad. Y con tantas veces que los Spurs fueron una fija en los Playoffs, son uno de los que más rivalidades fueron forjando en las últimas dos décadas.

MÁS | Kobe Bryant y su intensa relación con Argentina a lo largo de los años

Muchos de los cruces de postemporada de los Spurs en la era del "Big Three" de Duncan, Manu Ginóbili y Tony Parker tenían un sabor especial. Repasamos tres grandes rivalidades que formaron en el Oeste y ya son parte del pasado, pero siguen en la memoria.

MÁS | ¿Quién ganó la rivalidad? Repasamos cómo jugaron Magic Johnson y Larry Bird en sus legendarios enfrentamientos

San Antonio Spurs vs. Dallas Mavericks

Poco más de 400 kilómetros y unas 4 horas de viaje separan a San Antonio de Dallas, dos de las ciudades principales del estado de Texas. Pero esta rivalidad, más que por la relativa cercanía, se conformó como las otras por compartir tantos años como contendientes en el Oeste. Mientras que los Spurs formaban el "Big Three", Dallas veía como Dirk Nowitzki se convertía en una súperestrella. Y las batallas de postemporada fueron épicas, con dos de los mejores ala-pivotes de la historia cruzándose en la cancha, grandes entrenadores, jugadores batalladores.

Los Spurs ya le habían ganado a Dallas por 4-1 en la segunda ronda del 2001, en el primer mano a mano entre Duncan y Nowitzki, pero las apuestas fueron más altas en el 2003: estaba en juego un pase a las Finales entre dos equipos de igual récord: 60-22. Se había acabado el dominio de los Lakers de Kobe y Shaq, derrotados por San Antonio, mientras que los Mavs se habían impuesto en siete partidos ante Portland y Sacramento, grandes equipos del momento. Los de Popovich ganaron por 4-2, pero no antes sin sufrir: perdieron el primer partido en casa y tuvieron que remontar una diferencia abultada en el sexto juego, con Steve Kerr como héroe inesperado.

En el 2006 se volvieron a ver las caras: Duncan ya tenía tres anillos y Nowitzki aún no había llegado a unas Finales. Todo era Spurs o Lakers durante su estadía en la NBA hasta el momento. Por suerte para el alemán, esta vez se le dio: su equipo ganó 4-3 en la segunda ronda, en una serie que los fanáticos de San Antonio aún creen como la mayor chance de tener un tricampeonato que dejaron escapar. Dallas tuvo una ventaja de 3-1 y los Spurs empataron la serie. En el séptimo partido, tras remontar una diferencia de 20 puntos, llegaron a estar arriba por 104-101 con 30 segundos por jugar. Ginóbili era el héroe, autor del último triple. Entonces Manu realizó una acción de la que aún se arrepiente: una falta poco inteligente sobre Dirk Nowitzki que le permitió al europeo igualar el partido con un 2+1. El argentino también erró el tiro del final y los Mavs terminaron ganando en tiempo suplementario. Dallas llegaría a las Finales ese año.

2009 vio a Dallas, ya con Rick Carlisle como entrenador, ganarle por 4-1 a unos Spurs sin Manu, lesionado. Al año siguiente San Antonio se tomó revancha con un 4-2 nuevamente en primera ronda, donde el gran nivel de Nowitzki no pudo con Ginóbili y un joven George Hill poniéndose al hombro a los de Popovich. Esa serie fue bastante física y tiene jugadas ásperas recordadas, como el golpe de Eduardo Nájera a Emanuel Ginóbili que terminó en la expulsión del mexicano en el cuarto partido.

El cierre de la rivalidad llegó en 2014. San Antonio tenía varias caras nuevas pero el Big Three seguía siendo el corazón del equipo, en la búsqueda de otro campeonato. Había ganado 62 partidos en fase regular y se esperaba un triunfo accesible ante los Mavs de un Nowitzki que ya no era el de 10 años atrás. Sin embargo, ningún equipo en esa postemporada puso tanta oposición a San Antonio como Dallas: el cruce se terminó definiendo por 4-3 y los Mavericks hasta llegaron a estar al frente por 2-1, luego de ganar el tercer partido con un recordado triple de Vince Carter en la última posesión.

En total, San Antonio ganó 16 partidos de Playoffs ante Dallas entre 2003 y 2014 y los Mavs se impusieron en 15, una paridad increíble. En fase regular, entre esas temporadas, los Spurs ganaron 26 encuentros y Dallas se quedó con 18, pero hay que tener en cuenta que el equipo de Ginóbili ganó nueve juegos seguidos entre marzo de 2012 y abril de 2014.

San Antonio Spurs vs. Phoenix Suns

La mejor franquicia del Oeste en la década del 2000 que siempre quedó a las puertas del éxito fue Phoenix Suns. Los Spurs y los Lakers solieron estar al frente y Dallas (en 2006 y 2011) y Oklahoma City (en 2012 ) fueron los únicos que se colaron en las Finales hasta que comenzó la dinastía de Golden State. Que los Suns de Steve Nash nunca hayan jugado unas Finales es quizá una injusticia de esas que deja el deporte, pero es en gran parte debido a que los Spurs fueron su kriptonita.

Luego de varios choques en los 90, el primer Spurs vs. Suns de la era Big Three fue también en el 2003. Nash aún no jugaba en Phoenix: la media cancha estaba conformada por Stephon Marbury y Penny Hardaway. Los que si estaban eran Amare Stoudemire, el rookie del año de aquella temporada, y Shawn Marion. San Antonio se libró de los Suns con un 4-2, pero antes transpiró por acciones como el triple de Marbury que ganó el primer partido de la serie en tiempo suplementario.

En 2005 los Suns ya iban tomando su identidad más preciada, con Nash (MVP de la fase regular) en la base y Mike D'Antoni como entrenador. Con 62 victorias habían terminado al tope del Oeste, jugando un básquet súper vertiginoso para la época. San Antonio era muy opuesto por entonces. Énfasis en la defensa y un tempo lento, con Duncan como foco principal. Lo curioso es que los Spurs ganaron 4-1 jugando al juego de los Suns: tirando más triples que ellos y promediando 108 puntos por partido. Fue 4-1 en las Finales del Oeste, por más de que Stoudemire haya anotado 37 tantos por partido.

En el 2007 se volvieron a encontrar. Era la segunda ronda, pero fue catalogada como la final anticipada. El ganador de esa serie sería el gran candidato al título. La ventaja de localía era para los de Arizona y después de que la hayan recuperado, ganando el cuarto juego en Texas para empatar la serie con 24 puntos y 15 asistencias de Nash. Todo parecía decantarse en su favor si nos quedamos solo con eso, pero fue en ese partido que la serie y la rivalidad tomó otro color.

Una falta flagrante de Robert Horry sobre Steve Nash generó un altercado en el que el resultado fue la expulsión automática y suspensión por dos partidos de Horry, un jugador importante de la rotación de los Spurs, pero también sacó a Stoudemire y Boris Diaw del quinto juego, suspendidos por dejar el banco de suplentes para meterse dentro de la cancha. Sin esos dos jugadores claves de Phoenix, San Antonio ganó 88-85 en Arizona logrando una remontada de 16 puntos de la mano de Ginóbili, autor de 15 tantos en el último cuarto. Los Spurs remataron la serie en casa en el sexto juego, ganando 114-110 con 33 puntos de Manu y 30 de Parker.

En el 2008 se vieron las caras una vez más y todavía quedaba algo de resentimiento en el medio. Phoenix había incorporado a un veterano Shaquille O'Neal, una de las némesis de Tim Duncan. Y le terminó jugando en contra. Popovich abusó del Hack-a-Shaq, con el pivote promediando 12,8 tiros libres por partido y apenas metiendo un 50% de ellos. San Antonio ganó 4-1, aunque la tuvo difícil en el primer partido en casa, un 117-115 en doble suplementario, ganado por una conversión de Ginóbili a un segundo del final.

La revancha de los Suns finalmente llegó en el 2010. Y de qué forma. Le pusieron un cierre a la rivalidad con un triunfo por 4-0 en la segunda ronda, en la serie en la que Goran Dragic tuvo su gran bienvenida a la NBA en el tercer juego, anotando 23 puntos en el último período. Esa fue una de las únicas tres veces en las que Popovich recibió una barrida en Playoffs.

San Antonio Spurs vs. Los Angeles Lakers

Lo de Spurs y Lakers es más de tiempos previos a la llegada de Ginóbili a la NBA para terminar de conformar el Big Three, y podría ser más catalogable como la rivalidad de los grandes internos entre Tim Duncan y Shaquille O'Neal, o la rivalidad de las dos grandes estrellas de una misma generación, Tim Duncan y Kobe Bryant. Con Popovich al frente de los Spurs se enfrentaron siete veces en Playoffs: tres triunfos de San Antonio, cuatro de los Lakers. La franquicia emblema de los mercados pequeños contra el gigante de Los Angeles. Gregg Popovich vs. Phil Jackson. Los dos equipos más campeones en la era post Jordan, con cinco títulos para cada uno.

En el 99 los Spurs eliminaron a los Lakers con un rotundo 4-0 en la segunda ronda y después se coronaron campeones, ganando un anillo que O'Neal, que pasó gran parte de su adolescencia en San Antonio, y Jackson aún dicen que tiene un asterisco debido a que fue una temporada con lockout. En 2001 y 2002, los angelinos fueron muy superiores a los de Duncan y David Robinson y se impusieron por 4-0 (primera barrida sufrida por Popovich) y 4-1 respectivamente, en camino a su segundo y tercer título de su three-peat.

En el 2003, ya con Manu en el equipo, los Spurs pudieron finalmente cortar la hegemonía de Los Angeles: 4-2 en la segunda ronda, con los 28 puntos por partido de Duncan superando a los 32,5 de Bryant. A la temporada siguiente se cruzaron por cuarta vez en cinco años. San Antonio empezó 2-0 arriba y terminó yéndose de vacaciones al perder los siguentes cuatro encuentros. El quinto partido tuvo un final memorable: Duncan metió un tiro a falta de 0,4 segundos para poner a los Spurs al frente por 73-72, pero Derek Fisher contestó para el 74-73.

Los Lakers retrocedieron de la escena un par de años al traspasar a O'Neal, pero volvieron fuertes en el 2008 con Pau Gasol en el equipo. Terminarían cayendo en las Finales contra Boston Celtics, pero antes cerraron su control del Oeste imponiéndose 4-1 a unos Spurs a los que manejaron con trabajo defensivo, con Duncan tirando un 42% de campo y Ginóbili un 35%.

En la temporada 2012-2013 se esperaba un renacimiento de estas batallas cuando los Lakers incorporaron a Steve Nash y Dwight Howard, pero el choque terminó siendo un diluido 4-0 para San Antonio en primera ronda, ante un Los Angeles que había perdido a Bryant por lesión y debía reemplazarlo con nombres como Steve Blake y Andrew Goudelock. San Antonio ganó todos los partidos por al menos 10 puntos de ventaja.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Brad Stevens
Stevens, con elogios para la defensa y los pivotes
Agustín Aboy
Juan Toscano
La historia de por qué cambió el Anderson por el Toscano
Carlos Herrera Luyando
Jayson Tatum
Boston se despertó en el segundo tiempo y le ganó a Miami
Agustín Aboy
Jamal Murray y Mike Malone
El optimismo de Nuggets: “Hemos estado así y hemos respondido”
Carlos Herrera Luyando
Klay Thompson
Klay Thompson volvió a entrenar con los Warriors
Agustín Aboy
Anthony Davis
El estado de AD tras su esguince de tobillo
Leandro Fernández
Más noticias